Gastronomía flamenca: waterzooi y carbonnades

Publicado en el blog de Gante por

En esta nueva entrada voy a hablaros de dos de los platos más reconocidos de la gastronomía flamenca. ¿Patatas fritas con mejillones? ¿Gofres? ¿Chocolate? En este caso no, vengo a enseñaros dos platos que no forman parte de estos estereotipos belgas pero que son imprescindibles probar, o al menos conocer. Ambos son platos de cuchara, ambos tienen carne o pescado y ambos son muy sabrosos… ¿sabéis ya por dónde voy? Bueno, estoy hablando de los clásicos Waterzooi y Carbonnade flamande, el primero una sopa de verduras con pollo o pescado y el segundo un estofado de ternera a la cerveza con patatas fritas. A continuación, os explicaré más detalles:

  1. Waterzooi: es una sopa de pollo o de pescado con un caldo de verduras muy sabroso como base. Es originario de Gante y en sus principios se servía con pescado. Sin embargo, en un punto de la historia los peces desaparecieron del río y lo sustituyeron por pollo. A día de hoy, la versión con pollo es más popular, pero casi siempre ofrecen las dos opciones.
  • Caldo de verduras: es un sabor muy suave, y las verduras cortadas en juliana que nos podemos encontrar son zanahorias, cebolla, apio y puerro. Además, también hay patatas enteras o cortadas por la mitad. El caldo es lo que diferencia a los restaurantes en esta preparación: puede ser un caldo muy ligero con textura acuosa o puede ser más espeso si se añade yema de huevo y nata.
  • Carne o pescado: la carne animal es muslo de pollo muy tierno y suave, que se puede cortar con la cuchara. El pescado original era el pez lota, pero ahora se utiliza anguila, lucio, carpa o lubina.

Waterzooi

  1. Carbonnade flamande: este delicioso plato tradicional belga es un estofado de ternera à la flamande con una guarnición de patatas. La base del caldo es lo que le hace tan característica, y la carne y las patatas, aunque normalmente son ternera y patatas fritas respectivamente, pueden tener otras versiones.
  • Estofado: está cocinado con una base de cebolla y cerveza negra a la que se le añade tomillo, mostaza y laurel. En un plato bien preparado es posible diferenciar todos estos sabores, que se complementan entre ellos perfectamente. A veces lleva setas y pan para hacer el caldo un poco más denso.
  • Carne: se suele emplear ternera, aunque también hay recetas con carne de cerdo. La carne está tan blanda que se puede cortar con la cuchara, y esta es la razón por la que está sobre 3 horas cociendo a fuego lento.
  • Patatas: la mayoría de las veces se sirve un plato de patatas fritas que puedes mezclar con el caldo. También se puede preparar con patatas cocidas o con stoemp, un puré de patatas y verduras especiado (este plato per se es muy típico, y en el restaurante Balls & Glory lo sirven junto con una albóndiga gigante).

Carbonnade flamande

Por supuesto, a este exquisito menú recomiendo que añadáis una cerveza belga para degustarlo aún mejor. Os recomiendo que pidáis consejo sobre qué cerveza encaja mejor con la comida que vayáis a pedir. En cuanto a dónde comerlo, en prácticamente cualquier restaurante tradicional belga tendrán estos platos. Si queréis un consejo, el restaurante Meme Gusta es un sitio estupendo para tomar carbonnades, y el restaurante Neptune se encuentra en frente del Castillo de los Condes y es donde han sido sacadas las fotografías anteriores. El sabor de ambos platos era espectacular.

 

Si tenéis dudas sobre algún otro plato típico, ¡dejadlo en los comentarios!

Compartir en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*