No todas las lágrimas son amargas

Publicado en el blog de Erasmusenflandes por

¡Y llegó! Mi último post para Erasmus En Flandes. Es difícil descubrir lo que uno siente al echar la vista atrás y ver todo lo vivido tras estos 12 meses de Erasmus, dos de ellos como corresponsal de este hermoso proyecto. Sentimientos muy intensos que salen por sí solos al escribir estas líneas. Por una parte, tristeza. Tristeza al mirar la habitación vacía, sin dibujos ni cuadros en la pared, sin esos detalles que vas recolectando en tu paso por el erasmus, sin esas fotos reveladas que pegaste con ilusión el día de tu cumpleaños. Es un sentimiento muy fuerte, os lo puedo asegurar. Por otra parte, incertidumbre. ¿Volverás a ver a esos amigos con los que tanto reíste? ¿Qué será de ti al volver a casa? ¿Es verdad eso de que la experiencia erasmus te cambia? Sólo son cosas que sabrás con el tiempo.

Sin embargo, hay cosas buenas que perdurarán. Como dice Gandalf, en el Señor de los Anillos: “no diré no lloréis, pues no todas las lágrimas son amargas“. También queda la alegría. Alegría de haber tenido la suerte de poder disfrutar esta aventura. Alegría de haber podido conocer a tus compañeros de locuras. Alegría al recordar esos viajes con resaca a través de media Europa. Todo eso queda en la memoria. ¿Y por qué no también ilusión? Ilusión en lo que viene, en el futuro, en aplicar lo que hemos aprendido, no sólo en la “uni”, sino de la vida. Porque la vida es un ciclo, hay que cerrar una etapa excelente para comenzar otra mejor. ¡Siempre en positivo!

No todas las lágrimas son amargas  - 42601515470 26bed3d770 - No todas las lágrimas son amargas

Quiero agradecer al equipo de Erasmus En Flandes el confiar en mí para llevar a cabo esta misión. En mi primer post, empecemos por el principio, ya os comenté mi inexperiencia en esto de llevar un blog. Ya mencioné que me gustan los retos, y creo que hemos terminado de una manera muy satisfactoria. Con esfuerzo, todo se logra. ¡Fuera miedos, futuros eramus! Gracias a mi familia por todo el apoyo y a todos esos erasmusflanderos que han estado ahí para todo, participando directa o indirectamente.

También quiero agradecer a mi querida compañera de “trabajo” (bendito trabajo), Lucía Ramirez, toda la ayuda y el cariño que me ha prestado. Ahí quedan las “bushs” en la Grand Place o el jacuzzi en Oude Mark. Y por supuesto, no puedo olvidar a Pablo Navarro, compañero de profesión y excorresponsal, el cuál me impulsó a echar la solicitud para esta beca.

Desear a mi relevo mucha suerte y mucho ánimo con esta oportunidad. ¡Viva Erasmus En Flandes!

Pablo Tirado, un erasmusflandero más.

 

 

 

 

Compartir en:

Posts relacionados

Comments

  1. Adrián Ramos Says: septiembre 2, 2018 at 4:56 pm

    Buen médico, mejor persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*