Experiencia en Lovaina: fin de una etapa

Publicado en el blog de Erasmusenflandes por

El momento ha llegado y es hora de decir adiós. Hoy, mi habitación ya no parece mía, todas las cosas están guardadas o por el suelo en cajas y maletas a medio hacer. Sin duda estar aquí en verano ha sido como un segundo Erasmus, el momento duro del que hablan llega ahora. Es un tópico decirlo pero sabes que por mucho que vuelvas a casa, una parte de ti se quedará para siempre en tu destino Erasmus. A modo de despedida, os traigo un video que recopila experiencias y consejos de cuatro amigas sobre este año en Lovaina.

Tomé la decisión de alargar mi Erasmus durante el verano, podía hacerlo y el contrato de mi kot eran doce meses así que tampoco me quedaba otra, podría haber alquilado mi habitación pero pensé que me gustaría quedarme aquí dos meses más. Y así ha sido, he disfrutado más de muchos sitios en los que ya había estado y he descubierto nuevos lugares por Flandes. Lo que dicen es cierto: siempre hay alguna fiesta, festival, evento… En verano sigue cumpliéndose como habéis comprobado con nosotros durante estos meses. Y no puedo despedirme sin dar las gracias al mejor compañero que me podía haber tocado, Pablo, me llevo un amigo de verdad sin duda. A todos mis amigos que me han acompañado este verano, se han dejado grabar o han hecho de cámara aguantando todas las tomas falsas sin rechistar. ¡Gracias también a Erasmus en Flandes por la oportunidad de vivir mi verano de forma diferente!

Aunque las tiendas cierren a las seis y no hay quien se acostumbre, coman a horas en las que no tengo hambre y la universidad nos haga sufrir como en casa o más… No cambio este destino por ninguno: las bicis, las cervezas, las noches en Oude, los gofres, los viajes en tren, la gente…

Si estáis dudando en venir de Erasmus a Flandes, ¡tenéis este blog para terminar de convenceros!

 

Compartir en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*