Begijnhof, un jardín de paz

Publicado en el blog de Amberes por

Uno de los tesoros de Bélgica son los beaterios flamencos y ayer descubrí que vivía justo delante de uno. En la calle Rodestraat, 39 se encuentra un beaterio del siglo XVI con una iglesia del siglo XIX consagrada a Santa Catalina. Hoy os descubro un lugar donde perder vuestras preocupaciones en la entrada y disfrutar de un momento de paz y silencio con el sonido del canto de los pájaros como único acompañante.

Los beaterios flamencos son considerados Patrimonio Mundial de la UNESCO. Para los que no lo sepan, los beaterios eran recintos destinados a las beguinas, mujeres que consagraban su vida a Dios y vivían relativamente retiradas de la sociedad. Estas mujeres, que vivían en comunidad en el interior del beaterio, dedicaban su vida no solo a la oración y el desarrollo de la espiritualidad, sino también al cuidado y defensa de los desvalidos y los enfermos. El beaterio de Rodestraat fue construido en 1544 en el interior de la ciudad, sustituyendo al anterior (1245) que se encontraba a las afueras de Amberes y que fue abandonado por razones de seguridad. La iglesia de Santa Catalina fue construida mucho después, en 1827, pero añade valor histórico y arquitectónico al conjunto.

El beaterio del que os hablo está abierto al público todos los días de 08:00 a 18:00. Alrededor de un jardín lleno de vida se concentran las viviendas que en su momento pertenecieron a las beguinas y que hoy están ocupadas por unos pocos afortunados.
IMG_20160421_164532 Begijnhof, un jardín de paz - IMG 20160421 164532 - Begijnhof, un jardín de paz

 

IMG_20160430_163851 Begijnhof, un jardín de paz - IMG 20160430 163851 - Begijnhof, un jardín de paz

IMG_20160430_164005 Begijnhof, un jardín de paz - IMG 20160430 164005 - Begijnhof, un jardín de paz

IMG_20160430_164111 Begijnhof, un jardín de paz - IMG 20160430 164111 - Begijnhof, un jardín de paz

IMG_20160430_164151 Begijnhof, un jardín de paz - IMG 20160430 164151 - Begijnhof, un jardín de paz

Compartir en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*