Ruta de la cerveza

Publicado en el blog de Lovaina por

Para los que todavía no se habían dado cuenta, Lovaina es una ciudad muy importante en Bélgica en cuanto a cerveza se refiere. De hecho, es llamada capital mundial de la cerveza o ‘the place to be(er)’. Durante todo el año hay festivales de cerveza y multitud de eventos, y además Lovaina es la sede principal de AB INBEV, el mayor grupo de fabricantes de cerveza del mundo. Para hacer honor al estatus de capital mundial de la cerveza, os voy a proponer una ruta con los mejores sitios donde beber una cerveza.

1. El tour empieza, como no, en Oude Markt, el llamado bar más largo del mundo. Como decía en el post anterior, casi todos los edificios son bares así que no es de extrañar que la ruta empiece aquí. Hay bares para todos los gustos, y cualquiera será una buena elección.

2. Nos dirigimos hacia Parijstraat, a ‘De Metafoor’ un bar de ambiente vintage. Puedes pedir la cerveza de temporada y verás como es una grata sorpresa.

3. Ahora vamos hacia Grote Markt, al bar con más cervezas de Lovaina: The Capital. Como os conté en el post que dediqué a este bar, hay más de 2000 tipos de cervezas. Muy amablemente los camareros os pueden recomendar según el tipo de cerveza que más os gusta.

4. Desde The Capital nos dirigimos hacia Mechelsestraat. Durante la Edad Media y en la época moderna, el centro urbano de Lovaina estaba lleno de pequeñas y grandes cervecerías, sobre todo en las orillas del Dijle, de donde obtenían el agua. La placa con la inscripción “De Krruiwagen”, en Mechelsestraat 37, hace referencia a la fábrica de cerveza ‘Den Grooten Cruywaeghen’ y a la posada contigua ‘Den Cleynen Cruywaeghen’, donde se elaboraba cerveza desde, al menos, el siglo XV.

5. La siguiente parada de la ruta es la Brasserie ‘Den Hoorn’, en el norte de Lovaina. La fábrica de cerveza De Hoorn existía ya, seguro, en 1366. Prueba de ello es una nota en los registros de la ciudad de Lovaina, donde consta el pago de impuestos especiales de la cervecería. En 1708, Sébastien Artois se convirtió en maestro cervecero aquí. Nueve años más tarde, compró la cervecería y le puso su nombre, conservando sin embargo el cuerno, el logotipo de la cervecería. Aquí fue pues donde se elaboró la primera Stella.

6. También en el norte de Lovaina, al lado del Vaartkom damos con ‘De Lantaarn’, un bar autentico. En 1750 se abrieron muchísimos bares cerca del canal o Vaartkom. Las cervecerías se mudaron del centro urbano a las inmediaciones de esta nueva arteria de circulación, porque parecía muy practico vender los productos a la sombra de su sede principal. Se dice que hace tiempo en De Lantaarn se servía la mejor Stella del mundo.

7.Fábrica de Stella Artois. Lovaina es el hogar de AB Inbev, el mayor grupo cervecero del mundo. Sus raíces se encuentran en la cervecería artesanal de Sebastién Artois, quien en 1708 se convirtió en maestro cervecero de ‘Den Hoorn’, antes mencionada. Más tarde compró la cervecería y la rebautizó “Artois”. Allí se elaboró en 1928 una cerveza especial de Navidad, que debido a su claridad fue denominada “Stella”, que significa estrella en latín. La cerveza tuvo tanto éxito, que muy pronto se pudo adquirir durante todo el año. Stella se convirtió en una de las cervezas pils más populares de Bélgica y pronto empezaría a comercializarse por todo el mundo. Merece la pena la visita, solo por lo que esta fábrica representa.

8. Nos volvemos a dirigir al centro de Lovaina, a la calle Dietsestraat. Hoy en día es la calle por excelencia para comprar, pero a principios del siglo XX esta era la calle de los bares de Lovaina. En 1910 había nada mas y nada menos que 85 tabernas. Por aquel entonces en Oude Markt solo había 16. En todo Lovaina había 788 bares y tabernas. En esta calle encontramos bares como ‘Jeeskesboom’ o ‘De Marengo’.

9. Subimos por Leopold Vanderkelenstraat. hasta llegar al M-Café. El restaurante-bar del Museo M es un buen lugar donde probar la mayoría de cervezas especiales del Brabante Flamenco. El camarero le explicará todas las cervezas de la carta. Además, el establecimiento organiza regularmente degustaciones de cerveza, donde especialistas en cerveza les presentarán diversas cervezas regionales relativamente nuevas. M-Café también propone actividades para grupos consagrados de la cerveza.

10. La siguiente parada es la cervecería Domus, de la que hablé en un post pasado. En las inmediaciones del ayuntamiento de Lovaina, este bar es uno de los más famosos por su cerveza artesanal y comida, siendo uno de los favoritos de locales y turistas. Sus cervezas fluyen a la barra del bar directamente desde la fábrica de cerveza, por lo que se pueden degustar en las más perfectas condiciones.

11. La última parada es un ‘must’ si se hace esta ruta un lunes. Se trata de ‘De Blauwe Kater’, un bar del que también os hablé y que ofrece música en vivo los lunes por la noche. En definitiva, una buenísima manera de acabar el día y la ruta de la cerveza

Espero que os haya gustado este plan que os he contado, pero, sobre todo, ¡bebed con moderación!

¡Nos vemos en el siguiente post!

Compartir en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*