Qué es el “brusseleir”?

Publicado en el blog de Bruselas por

El brusseleir, (brusselair o brusseleer) es un dialecto hablando en la región de Bruselas. Es una variación del barbante holandés que incorpora muchas palabras de origen francés, así como una pizca de español heredado del dominio español en los países bajos.


DSC_0144

La adición de vocabulario y expresiones idiomáticas francesas es considerable, por ejemplo en la formación muy libre e incluso desenfrenada de verbos en francés con la adición del sufijo (germánico) eire. Por ejemploautoriseire , applaudisseire , constateire etc. Por otro lado, la influencia del español es mínima, pero se pueden encontrar algunos ejemplos: Ploet emme“: tener dinero, proviene de “plata” : dinero. O el famoso hotel de Bruselas L’Amigo (anteriormente una prisión y un refugio de invierno para los pobres), es el resultado de la mala interpretación, en la época española, del nombre de la prisión original Vrunt , que escucharon como vriend : amigo!

El bruseleir no es un dialecto homogéneo. Tiene múltiples variantes a lo largo del tiempo y según el barrio de Bruselas se puede hablar de  MarollienMolenbeekBargoensch….

Si le preguntas a diez Bruselienses qué es “Marollien”, obtienes diez respuestas diferentes. Para algunas personas es francés contaminado por flamenco y se habla en los alrededores de la rue Haute y la rue Blaes, mientras que para otros es afrancesado flamenco. Otros dicen que es una variedad vernácula de francés, que se habla en toda la ciudad, etc., etc. Marollien, sin embargo, es excepcional, sino único, porque es un lenguaje doble. De hecho, no está entre las lenguas germánicas y romances, es ambas.

Jacques Pohl, 1953

Aunque desafortunadamente el uso del brusseleir casi ha desaparecido. Los hablantes de este dialecto pertenecían a la clase popular de finales del siglo XIX, y debido al afrancesamiento de Bruselas ejercido por las élites, una gran parte de la población anteriormente bilingüe francés-brusseleer se ha convertido por completo francófono. El brusseleir es una muestra más de la riqueza cultural de Bruselas, su anarquismo indomable y su posición como punto de encuentro cultural. Aunque desafortunadamente esté desapareciendo, me pregunto qué otros procesos de contaminación lingüística están sucediendo actualmente en las calles de Bruselas.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*