Museos de Bruselas: Museo Nacional de Ciencias Naturales

Publicado en el blog de Bruselas por

Como en Bélgica no todo son festivales, nosotros os traemos un plan diferente para poder pasar un día muy interesante en la ciudad. Si hace unos días visitábamos el Museo Real de Historia Militar (y nos encantó), hoy nos acercamos a conocer los dinosaurios que tiene Bélgica en el Museo Real de Ciencias Naturales.

triceratops-museo-nacional-Ciencias-Naturales Museos de Bruselas: Museo Nacional de Ciencias Naturales - DSCN6424 300x225 - Museos de Bruselas: Museo Nacional de Ciencias Naturales

Aunque parezca muy feroz, el Triceratops no nos hubiera hecho nada (espero)

Justamente detrás del Parlamento Europeo encontramos este museo, solamente tenemos que buscar las señales de dinosaurios que hay por la zona. El museo es el de Ciencias Naturales, con lo cual no sólo vamos a ver dinosaurios, sino que también encontramos espacios dedicados a los mamíferos, a la evolución del ser humano y a exposiciones temporales. Su precio es bastante económico, 7 euros para los adultos y 6 si tienes carné de estudiante internacional. Está abierto todos los días menos el lunes de 10 de la mañana a 6 de la tarde.

Realmente podemos sentirnos como niños dentro del museo por la cantidad de dinosaurios e información acerca de los mismos podemos encontrar. En todo el rato que estuvimos en la sala de los dinosaurios, no paramos de movernos de un lado para otro, toqueteando cual niños pequeños todo lo que se nos ponía a mano (menos mal que los esqueletos importantes estaban lejos de nuestro alcance). Y es que esta sala es la atracción principal del museo, es la más importante y casi la primera a la que entraremos.

Este sí nos hubiera comido: ¡el T-REX! Museos de Bruselas: Museo Nacional de Ciencias Naturales - DSCN6425 225x300 - Museos de Bruselas: Museo Nacional de Ciencias Naturales

Este sí nos hubiera comido: ¡el T-REX!

Pero en el resto de las salas también estaremos nuestro tiempo: la de los pájaros nos permite explorar los distintos hábitats donde viven; la de los mamíferos también nos muestra las diferencias; la de las ballenas estaba en reconstrucción, así que no pudimos entrar; e incluso hay una sala para que los niños puedan aprender acerca de la naturaleza. Además hay un espacio dedicado a los minerales.

La otra gran sala interesante es la dedicada a la evolución del hombre, donde podemos conocer desde las primeras especies de homínidos hasta la actualidad a partir de divertidos paneles interactivos. También lo pasamos como niños pequeños. Este museo nos ha sorprendido gratamente. Ha conseguido sus objetivos que son descubrirnos las Ciencias Naturales y hacerlo de una forma divertida. Nosotros terminamos la tarde de la mejor manera: felices y tomando un DinoCoffee que nos supo a gloria.

Galería de fotos

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*