Abdij van Vlierbeek: una abadía de Lovaina

La historia religiosa de Flandes es amplia e importante. Prueba de ello es, entre otros, la existencia de una universidad católica en Lovaina (aunque actualmente actúa con independencia respecto a la Iglesia): la KU Leuven. La ciudad de Lovaina, como una de las más importantes del Brabante (actualmente siendo la capital de la parte flamenca de esta provincia histórica), cuenta con diversas iglesias y abadías, algunas de las cuales han protagonizado varias entradas del blog (Sint-GeertruikerkSint-PieterskerkAbdij van ParkAbdij Keizersberg) Hoy os traigo otra de las abadías de Lovaina: la Abdij van Vlierbeek. Seguramente sea una abadía de la que no hayas oído mucho hablar, puesto que la más conocida en Lovaina es la Abdij van Park. Sin embargo, no por ello es menos importante. Situada en el barrio de Kessel-Lo, al noreste de Lovaina, la Abdij van Vlierbeek empieza su historia en 1125, cuando el conde de Lovaina y duque del Brabante decide donar unas tierras a la abadía benedictina de Affligem.

Abdij van VlierbeekAbdij van VlierbeekAbdij van Vlierbeek

A partir de entonces, la abadía pasó por diversas etapas: desde un priorato inicial, a una abadía independiente un poco más adelante, con varios edificios a lo largo de su historia. El primero de ellos, construido con arcilla, fue sustituido en 1170 por otro de estilo románico. En 1572, las tropas de Guillermo de Orange destruyeron la abadía mediante un incendio, de modo que tuvo que ser reconstruida. La parte más importante de esa recostrucción fue llevada a cabo por uno de los arquitectos más importantes del momento en esta zona, Laurent-Benoît Dewez (1731-1812), cuyo edificio de estilo neoclásico es el que se conserva en la actualidad.

Abdij van VlierbeekAbdij van VlierbeekAbdij van Vlierbeek

A finales del siglo XVIII, sin embargo, la abadía sufre un duro golpe: por orden napoleónica, las abadías fueron suprimidas y sus posesiones vendidas a particulares. Este suceso fueron un gran desastre para la Abdij van Vlierbeek: aunque pocos años más tarde los monjes volvieron a la abadía, nunca más tuvo la misma importancia que hasta 1796.

Abdij van VlierbeekAbdij van Vlierbeek

Aunque está situada fuera del anillo de Lovaina, es muy fácil acceder a ella, especialmente en bicicleta: es un lugar muy bonito donde pasear, con un ambiente muy diferente al centro de Lovaina. Además, muy cerca de la abadía se encuentra el parque de Kessel-Lo, uno de los más grandes de Lovaina.

Abdij van VlierbeekAbdij van VlierbeekAbdij van Vlierbeek

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *