Los carillones de Flandes

Publicado en el blog de Lovaina por

Un sonido que nunca falta en las plazas mayores de las ciudades flamencas es el sonido del carillón.  Esta sofisticación del tradicional tañido de campana fue empleada por primera vez en Flandes, en Alost concretamente, en el año 1487. Allí se puso en marcha el sistema de martillos accionados mediante un “teclado” (en realidad, un juego de palancas) que permite tañer grandes conjuntos de campanas dispuestas en escala musical. El invento se extendería en siglos posteriores llegando a albergar las torres de las iglesias conjuntos de hasta ochenta campanas.

Desde Brujas hasta Lovaina en todas ciudades te sorprenderá en tu paseo la melodía del carillón o beiaard en lengua vernácula, inseparable de los edificios góticos flamencos, que ambientará tu visita. De hecho UNESCO reconoció en 2014 la cultura del carillón de Bélgica como practica ejemplar dentro del patrimonio cultural inmaterial. Un buen ejemplo de los esfuerzos por mantener y transmitir esta tradición es la Escuela Real de carillón “Jef Denyn” de Malinas, la más antigua y grande del mundo. Es visitable previa reserva, junto con la torre que alberga el carillón, la Sint-Romboutstoren.  Por ella os guiará el propio carillonero o beiaardier contándoos la historia del carillón en Malinas y os dará un pequeño concierto. https://toerisme.mechelen.be/es/malinas-ciudad-del-carillon-caminando-con-el-carillonero

Para que os vayáis familiarizando con el sonido que os acompañará durante vuestro viaje a Flandes os dejo un vídeo con las melodías de Brujas, Lovaina y Veurne:

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*