La historia de Jacob Van Artevelde

Publicado en el blog de Gante por

¡Hola a todos!

Es hora de que hablemos un poco de una figura que forma parte de la extensa historia de Gante. Se trata de Jacob Van Artevelde, también conocido como “el cervecero de Gante” o el “hombre sabio“.

Nos debemos remontar al siglo XIV, cuando la prosperidad de Gante estaba en manos de un grupo de 40 familias de mercaderes muy, muy adineradas. Éstas optaban por el liderazgo del Rey de Francia antes que el propio Conde de Flandes, al contrario que la opinión de humildes artesanos y sus gremios que exigían cada vez más derechos y privilegios.

En este momento, el comerciante de paños ‘Jacobo de Artevelde’, dirige una sublevación de los ganteses contra las autoridades francesas, quienes prohibían comercializar con los ingleses.

Artevelde triunfó en su objetivo, pero apenas unos años después, los mismos ciudadanos lo asesinaron en su propia casa durante unas nuevas revueltas entre gremios causadas por unos rumores que decían que Artevelde planeaba nombrar Conde de Flandes al hijo del Rey de Francia, al apodado “El príncipe negro“.

Hoy en día, podemos visitar la plaza de Vrijdagsmarkt donde se encuentra una estatua de él mismo apuntando hacia Inglaterra, cómo se puede observar en la foto, y también ver la casa en la que murió, que se encuentra también en la misma plaza.

Además, debajo de éste se encuentran numerosos escudos de los distintos gremios que conformaban la ciudad de Gante.

- DSC 0019 300x199 - La historia de Jacob Van Artevelde

- IMG 20180208 140721 225x300 - La historia de Jacob Van Artevelde

- DSC 0021 1 300x199 - La historia de Jacob Van Artevelde

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como curiosidad, en la ciudad también se encuentra una institución de enseñanzas superiores con este nombre “Artevelede University College Ghent” en la cual varias hermandades (lo que entendemos como grupos de chicos y chicas que cursan los mismo estudios que se reúnen para pasar el tiempo libre, hacer actividades, cenas, reuniones, etc. y que se distinguen por unas bandas de unos colores y escudos específicos) tienen como reto de iniciación subirse a la estatua de Jacob Van Artevelde y poner su banda al rededor de su cuello.

Espero que os haya gustado esta pequeña lección de historia. Recordad que nos podéis seguir en todas nuestras redes sociales para no perderos detalle de nada.

Flickr /Facebook / Twitter

¡Nos leemos pronto!

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*