El lado dulce de Châtelain.

Publicado en el blog de Bruselas por

El barrio de Châtelain (al que se accede más rápidamente con el tram 94, a la altura de la parada Bailli) es una de las zonas de mayor ambiente que hemos mencionado en el blog. Alberga muchísimos restaurantes y tiendas, pero hay que hacer una mención especial a sus lugares de dulces, concretamente a Lilicup y la creperia Au Ptit Breton.

Lilicup es una tienda de cupcakes y salón de té bastante conocido entre los locales. De hecho me lo recomendó una compañera belga. Tiene una variedad que está a la altura de su fama, así que no encontraréis la típica red velvet, sino sabores más complejos y deliciosos.

DSC03115  - DSC03115 300x230 - El lado dulce de Châtelain.

DSC03122  - DSC03122 300x119 - El lado dulce de Châtelain.

DSC03118  - DSC03118 300x199 - El lado dulce de Châtelain.

En la tienda tienen colgada una tabla a modo de leyenda: en ella encontraréis los dibujos que indican el contenido de los cupcakes pero también el día en que están disponibles:

DSC03119  - DSC03119 199x300 - El lado dulce de Châtelain.

DSC03121  - DSC03121 300x199 - El lado dulce de Châtelain.

DSC03123  - DSC03123 300x199 - El lado dulce de Châtelain.

DSC03124  - DSC03124 300x199 - El lado dulce de Châtelain.

Como también se trata de un salón de té, os animo a que probéis alguno de ellos. No son muy baratos (unos cuatro euros) pero merecen la pena: algunos son muy exóticos y las vajillas son una monada:

DSC03120  - DSC03120 300x199 - El lado dulce de Châtelain.

DSC03127  - DSC03127 300x199 - El lado dulce de Châtelain.

IMG_20150423_144052  - IMG 20150423 144052 300x225 - El lado dulce de Châtelain.

IMG-20150423-WA0000  - IMG 20150423 WA0000 300x168 - El lado dulce de Châtelain.

Si tenéis suerte y hace bueno no dudéis en probar su terraza, aunque el interior (no muy grande) es bastante agradable:

DSC03128  - DSC03128 199x300 - El lado dulce de Châtelain.

Otro lugar para los amantes del dulce es Au Ptit Breton en rue Américaine 117. Aquí probamos las mejores crêpes caseras: gran variedad, tamaño, y un lugar pequeñito y acogedor. El dueño es muy simpático y la decoración  ambientada en un puerto bretón está muy conseguida. Las crêpes son pelin caras (siete euros) pero merecen la pena.

IMG_20150519_193559 (1)  - IMG 20150519 193559 1 300x225 - El lado dulce de Châtelain.

IMG_20150519_195155  - IMG 20150519 195155 225x300 - El lado dulce de Châtelain.

IMG-20150519-WA0004 (1)  - IMG 20150519 WA0004 1 300x223 - El lado dulce de Châtelain.

ENJOY! :D  - icon biggrin - El lado dulce de Châtelain.

Compartir en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*