Top “friteries” de Bruselas

Publicado en el blog de Bruselas por

¡Muy buenas de nuevo a todos! En el post de hoy os hablaremos un poquito sobre una de las comidas más típicas de la gastronomía de Bélgica junto con el chocolate, los gofres, la cerveza o los mejillones. Son las famosas patatas fritas. Los puestos de patatas fritas o como se dice en Bruselas (al menos la parte francesa)  “friteries”, son muy frecuentes por toda la ciudad y sobre todo en el centro para atraer el interés de los turistas, y como los Erasmus somos prácticamente turistas durante todo el año, en el post de hoy Erasmus en Bruselas os va a dejar su recomendación personal de las mejores friterías que se encuentran repartidas por toda la ciudad. Sobre los kioscos de patatas fritas o “frikot” es de destacar que surgen en torno al año 1860 y a principios del siglo XX había más de 10000. Sin embargo a día de hoy quedan menos de 1500 kioscos que siguen sirviendo esta parte de su gastronomía de la forma más tradicional. Según el criterio personal estas son algunas de las mejores friterías de toda la ciudad y os animo a que si conocéis alguna otra, dejéis un comentario con su nombre para que todos saboreemos este placer dorado.

  • Maison Antoine: Situada en el barrio europeo, en la plaza Jourdan, este pequeño kiosco tiene la fama de

    tener las mejores patatas fritas de Bruselas y quien sabe de Bélgica. Mi repetida experiencia personal avala este título, pues son sin duda las más sabrosas, siempre que alguien me pregunta donde se pueden comer auténticas patatas fritas recomiendo este sitio. Su fama y calidad son acordes con las largas colas de gente que se suele reunir en esta plaza en torno a las 20:30 momentos antes o después de tomar alguna bebida. La ración pequeña por 2,60 euros es suficiente para que una persona quede satisfecha pero recomiendo la ración más grande, pues por solo 30 céntimos más la diferencia de tamaño es considerable. Esta fritería ha cambiado su imagen, pues ha abandonado el antiguo emplazamiento en place Jourdan para convertirse en un “foodtruck” justo en frente.

  • Friterie le Grec: Situada más alejada del centro, en Boulevard Jules Graindor 2 en el barrio de Anderlecht, esta fritería tiene unas patatas fritas deliciosas, hechas con ingredientes 100% naturales, nada de congelados. En el siguiente video se puede ver como la amable dependienta de “Friterie le Grec” describe, en francés, por qué las patatas fritas belgas son tan populares y sabrosas. (https://www.youtube.com/watch?v=EXEHe15jF-w): Fritas con aceite de ternera dos veces, es decir, primero fritas a una temperatura de 120-150 ºC para que queden fritas y posteriormente a 180ºC para que queden doradas y crujientes. En el siguiente video se puede ver como la dependienta de “Friterie le Grec” describe, en francés, por qué las patatas fritas belgas son tan populares y sabrosas. . El precio de la ración más pequeña es de 2.5 euros y por experiencia personal, de pequeña no tiene nada.
  • Friterie de la Barriere: El kiosco de patatas fritas más popular del barrio de Saint-Gilles. Se localiza en Avenue du Parc con un precio muy económico de solo 2.20 euros la ración más pequeña y 2.60 euros la más grande. Su precio y calidad hace que esta friterie sea considerada como una de las mejores de toda la ciudad.
  • Friterie Flagey: Situada en la misma plaza de Flagey en el barrio de Ixelles, es otra de las más conocidas en la ciudad y muchos opinan que son las mejores patatas fritas de la ciudad, pero para opiniones colores. El precio de la ración va desde 2.40 euros la pequeña hasta 2.70 euros la grande. El ambiente en esta plaza no sería el mismo sin esta tradicional fritería.

 

  • Friture Pitta de la Chapelle: Situada en “Place de la Chapelle” (Marolles) al lado de la bella iglesia “Notre-Dame de la Chapelle”cuenta con unas de las patatas fritas más económicas de toda la ciudad. Desde 2 euros la porción pequeña, suficiente para que una persona quede saciada hasta 2.5 euros la ración grande. Se forman largas colas indicativo de su fama y calidad. Además esta fritería cuenta con una gran variedad de productos que van más allá de patatas fritas, pues sirve perritos calientes, “pittas”, hamburguesas y las famosas “mitraillettes”.

 

  • Fritland: Situadas detrás del edificio de “la Bourse” (Rue Henri Maus 49), esta fritería  es mi favorita de todas las del centro por su sabor, una ración muy abundante acompañada de una de las mejores salsas. Permanece abierta hasta las 1 de la noche de domingo a jueves; y viernes y sábados hasta las 6 de la madrugada. Si no lo habéis hecho aún os recomiendo después de un agradable paseo por el centro, la Grand-Place o el “Manneken Pis” una pequeña parada para llevarnos a la boca este manjar dorado.
Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*