Cuando sale el sol

Publicado en el blog de Gante por

El tiempo de festivales, caravanas de comida en la calle y las terrazas se asoma estos últimos días de mayo. Bélgica disfruta de más luz durante el día, incluso de noche no es tan de noche y el cielo no permanece tan oscuro. Lo que más me gusta:  la gente está siempre por la calle. Ahora sí, ¡esto se empieza a animar bastante!

De Planck, cervezas en un barco

Probablemente si vives en la principal residencia de estudiantes de Gante, en la calle Stalhof, te habrás dado cuenta del barco que está en el canal que atraviesa la ciudad. Un barco que flota es a simple vista, pero una cafetería, cervecería, terraza de verano también. El lugar, llamado De Planck, alberga una de las atmósferas más acogedoras de Gante. Si por ejemplo, terminas de ver una película en el gran cine situado en frente, Kinepolis, y te apetece desconectar y beber cerveza de barril, este es tu sitio.  Un menú con más de 125 cervezas para degustar en su pequeña bodega y un ambiente bajo la sombra super veraniego hacen de este sitio un lugar ideal para los amantes del cine, en los días más soleados y para los aficionados a la cerveza. Pero la pregunta es ¿A quién no le apetecería tomarse algo en un barco en Gante? También hay platos de comida incluidos en un menú. Situado a 10 minutos de la estación de tren de Sint-Pieters, en la parte sur de la ciudad, el “Barrio de Las Artes”; a 25 del centro andando.

Vooruit, sombrillas bajo el sol

Otro sitio, más céntrico y más al aire libre, es la famosa cafetería Vooruit. Una sala de conciertos en la parte trasera y una gran terraza exterior con acceso por la entrada principal, desde Sint-Pietersnieuwstraat. Abierta hasta la 1 de la mañana, puedes ir a comer siempre que quieras, pedirte una té helado casero o probar sus nachos con guacamole (¡deliciosos!). Se encuentra a 5 minutos del centro andando.

Barraza, a la orilla del río

En pleno centro de Gante, en la estrecha calle Hoefslagstraatje 6, te sorprenderá este pequeño bar llamado Barraza. Tres detalles que marcan su encanto: su diminuta terraza, su ambiente de noche y su acompañante diario: el canal de Gante. Uno de los sitios más tranquilos de la ciudad, cubierto de flores. ¡De mis favoritos!

Y algunos planes refrescantes para los más impacientes

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*