Subí 366 escalones en Brujas y vi esto

Publicado en el blog de Gante por

Una de las cosas que me llama mucho la atención en Flandes es Belfort. En español, el campanario municipal. Estas atalayas son un fenómeno muy típico en Flandes y son Patrimonio de la Humanidad. Hay uno en Brujas y otro en , pero lo que hay en casi todas son las grandísimas torres en los centros históricos de las ciudades.

subí 366 escalones en brujas y vi esto - Captura de pantalla 2017 04 07 a las 1 - Subí 366 escalones en Brujas y vi esto

¿Lo mejor de todo? Se puede subir, ¡pero ojo! cuidado si eres una persona muy alta o no te gustan las alturas… ¡83 metros y más de 350 escalones en una escalera caracol muy estrecha!

El carillón del campanario contiene 47 campanas. A día de hoy, tanto el simbolismo de la torre como estructura de vigilancia o atalaya y su carillón siguen siendo un punto central en Brujas. El sonido de este campanario está muy presente en la ciudad. Hay un accionamiento automático cada cuarto de hora, acompañando a los visitantes y a los habitantes con la costumbre rítmica de Brujas. ¿Y siempre suena igual? No, porque cada dos años se dota al tambor con nuevas clavijas. Según pude observar en la torre, el carillón funciona de la siguiente manera: “Es como  una caja de música. Luego está el tambor, un cilindro redondo provisto de clavijas, que es accionado por el reloj. Cada clavija es capaz de levantar – a través de palancas y cables- un martillo en el lado exterior de la campana. Por otra parte, el carillón se maneja a través de un teclado compuesto por varillas y pedales de madera (…). Tocando el teclado, se golpea el badajo contra el interior de la campana”

subí 366 escalones en brujas y vi esto - Sight 2017 04 01 173137 856 - Subí 366 escalones en Brujas y vi esto

La gran torre servía para anunciar el triunfo. Entre 1280 y 1745 el campanario tuvo diez campanas diferentes, la última en ese mismo año se rajó y hasta 1809 no se dotó a la torre de una nueva. Actualmente, la campana solamente se acciona por vía eléctrica. Únicamente en días de fiesta de importancia y al suceder la famosa Procesión de la Santa Sangre, se toca la campana del triunfo.

Por otro lado, el reloj de la torre es obra del antuerpiense Jan y Antoon de Hondt. El reloj es accionado mediante un péndulo que tiene una longitud de 3 m y pesa nada más y nada menos que 78 kg.

Dirección: Markt, 7

Horario: de 9:30 – 18h. Última entrada a las 17h. Número limitado de personas que pueden subir. Tiempo de espera en fila. Cuesta 10€ u 8€. Niños hasta 5 años gratis.

Compartir en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*