Malinas: un imprescindible en tu viaje a Bélgica

Publicado en el blog de Gante por

Son típicas las excursiones a Brujas o a Gante en los viajes a Bélgica, pero hoy os traigo una ciudad menos conocida pero que merece mucho la pena visitar. Mechelen, también conocida como Malinas, es la más pequeña de las Ciudades del Arte. La manera más fácil de llegar a Malinas es en tren. Como ya sabéis, los menores de 26 años pueden adquirir el Go Pass por 51 euros, con el que disfrutarán de 10 viajes entre estaciones belgas. Si quieres saber más acerca del Go Pass puedes consultar este post

Estación de tren

Recomiendo comenzar la visita a Malinas en la Oficina de Turismo, donde os pueden informar de todos los atractivos turísticos de la ciudad. Además, la oficina se encuentra en el Schepenhuis, un precioso edificio que fue ayuntamiento y sede del Consejo Mayor.

Schepenhuis

Justo al lado de Shepenhuis se encuentra una de los lugares más emblemáticos de la ciudad, Grote Markt. Se trata de la plaza central de malinas. A un lado podemos ver la torre de San Rumoldo y al otro el Stadhuis (Ayuntamiento). El campanario del Ayuntamiento está reconocido como patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Es posible visitar el ayuntamiento por dentro con guía del 1 de abril al 29 de octubre los fines de semana y festivos a las dos y en vacaciones de verano y semana santa todos los días a la misma hora. El precio es de 6,5 euros para adultos y 2,5 euros para menores de 12 años. El precio Lo que hace más especial a esta plaza son las casas con las características fachadas.

Grote Markt

Ayuntamiento

A continuación, podemos visitar la Catedral de San Rumoldo, que se encuentra al lado de la Grote Markt. Esta catedral, construida en el siglo XIII, no sólo impresiona por fuera sino también por dentro. El horario de visita es todos los días de 8:30 a 17:30. Una vez en la catedral, recomiendo mucho subir a la torre. Desde lo alto de esta torre se pueden disfrutar de unas magníficas vistas, pero para ello antes hay que subir 514 escalones, ¡ánimo! Pero no te preocupes, la subida se hace más amena ya que en las distintas plantas hay exposiciones como el Cuarto de Poleas, la Forja, la Sala de Campanas, la Antigua Sala del Carrillón y la Sala del Reloj.

Catedral de San Rumoldo

Se puede subir a la torre todos los días de 13:00 a 18:00, excepto los sábados de 10:00 a 18:00. El último ascenso se hace a las 17:00. En cuanto a los precios, el ticket de adulto cuesta 8 euros, mientras que para personas de 4 a 26 años el precio es de 3 euros. Con la entrada nos proporcionan un folleto con información disponible en español. Desde lo alto de la torre tenemos una impresionante vista de la ciudad. Pero no es solo Malinas lo que se puede ver desde lo alto, sino que por la parte norte se ve Amberes y por la sur el Atomium de Bruselas, a lo lejos.

Vistas desde la Torre de San Rumoldo

Una vez vista la Catedral, recomiendo acudir a la orilla del río Dilje y dar un paseo por las pasarelas flotantes. Además, también aquí podemos ver las fachadas de Haverwerf. Se trata de una zona muy agradable para hacer un descanso y tomar el almuerzo para continuar con fuerzas la visita a Malinas. En el próximo post tendrás la segunda parte.

Río Dilje

¡Hasta pronto!

Compartir en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*