La historia de Santa Claus… O mejor dicho, Sinterklaas

Publicado en el blog de Amberes por
El otro día paseaba con mi bicicelta por la calle Meir y empecé a ver como en el escaparate de la tienda montaban algo… A medida que me acercaba me di cuenta que ese ‘algo’ no era la nueva temporada de otoño… ¡Estaban montando los adornos de Navidad! Me quedé extrañado porque estamos a principios de Octubre, pero bueno. Entre todos los copos de Nieve habían un montón de figuritas de Papá Noel, me quedé observando un rato y me acordé de una historia que me contaron en su momento acerca de Holanda y Sinterklaas… Y me dispuse a investigar nuevamente para cerrar por fin la incertidumbre.

¿Quién es Sinterklaas?

La historia de Papá Noel o San Nicolás surge en Holanda y Bélgica, Sinterklaas es su nombre en neerlandés. Aquí en Amberes se celebra con mucho ahínco, nuestro querido personaje reparte los regalos en barco el 5 de diciembre a todos los niños. La historia cuenta que Nicolás existió de verdad, era hijo de una familia de bien, pero siempre destacó por la bondad hacia los demás. Su madre quería que fuese sacerdote como su tío y su padre que siguiera sus pasos como el mejor comerciante del mar Adriático, pero en un momento sus padres enfermaron de peste negra y esos sueños se fueron con ellos. Nicolás, afectado, repartió sus bienes entre los necesitados y se ordenó sacerdote. San Nicolás es el santo patrón de Grecia, Turquía y Rusia por la cantidad de leyenda que habita detrás. Cuenta la historia que Nicolás regaló una bolsa llena de monedas a tres mujeres cuyo padre no tenía recursos. Él entraba por la ventana y ponía la bolsa dentro de los calcetines de las niñas que colgaban en la chimenea para secarse.

Santa Claus y… ¿La Coca Cola?

El nombre Santa Claus es la americanización de Sinterklaas. Según esta transformación surgió en el año 1624 cuando la imagen de Santa Claus llegó a Estados Unidos traída de los Países Bajos. En 1809 el escritor Washington Irving deformó el nombre en neerlandés y en su lugar puso la vulgar pronunciación Santa Claus. El poeta Clement Clarke Moore hizo su aportación en un poema donde habla de Papá Noel como un enano delgado que regalaba juguetes a los niños en Navidad y que viajaba en un trineo tirado por nueve renos. En 1863 Thomas Nast, un dibujante, ilustra la figura de Santa Claus para las viñetas navideñas de Harpers Weekly. Sus vestimentas tendrán influencias de los obispos de antaño y no tendrán relación con San Nicolás. La imagen del personaje gordo y barbudo empezaría a propagarse en 1870 a partir de una ilustración del dibujante Thomas Nast sobre un poema de Clement Moore. A partir de Estados Unidos la figura de Papá Noel se ha usado para fines comerciales. A final del 1800, a partir de un anuncio de Lomen Company (empresa frigorífica) incorporó que Papá Noel venía del Polo Norte. En 1930 Coca Cola adquirió los derechos y empezó a usarlo en sus anuncios publicitarios pintándolo de rojo, como el color de la famosa marca, siendo antes verde.

La controversia de Zwarte Piet

Dentro de la historia de San Nicolás hay un personaje bastante pintoresco que ha causado mucho debate… y es el caso de Zwarte Piet o Pedro el Negro. Es el paje que ayuda a San Nicolás a repartir los regalos en La Fiesta de San Nicolás el 5 de Diciembre celebrada en Holanda y Bélgica. Cada año llega en barco junto a Sinterklaas. Este paje ha causado bastante controversia cultural, pues realmente se trata de un paje de cara negra, vestido con traje renacentista, pelo rizado y unos gruesos labios rojos. En un principio se inspira en un demonio al que derrotó San Nicolás que se dedicaba a secuestrar niños y éste lo convirtió en su asistente… Por otro lado otros dicen que Pedro el Negro es realmente un esclavo que tenía San Nicolás, también hay una leyenda que cuenta que tiene la cara y el pelo negro por el hollín de las chimeneas donde se colaba para dejar los regalos. En definitiva es un personaje que ha causado bastante controversia por considerarlo racista, surgido en una época colonial, e incluso, supuestamente usado como un insulto. Por otro lado mucha gente lo defiende y aseguran que es una tradición infantil sin ninguna connotación racista. Sea lo que fuere la justicia neerlandesa falló en 2018 en que Zwarte Piet no podía ser prohibido, alegando que era una tradición popular no exenta de debate.
Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*