Entrevista a Elke Decruynaere, concejala de juventud de Gante

Publicado en el blog de Gante por

La ciudad de Gante ha experimentado profundos cambios desde hace unos años hasta ahora: movilidad, importancia del ecologismo, y, aunque lleva dos siglos siendo parte de su historia, la relación con la universidad son algunos de los temas más importantes en la agenda gantesa. He querido entrevistar a Elke Decruynaere, concejal de juventud de la ciudad, para saber más sobre estos cambios y lo que le puede esperar a Gante en un futuro.

Gante es una ciudad abierta, verde y moderna. ¿Cuál ha sido el papel del ayuntamiento y la concejalía en esta evolución? ¿Qué cambiarías de los últimos 4 años?
Gante ha hecho una transformación muy grande: en los 90 era una ciudad gris e industrial, y no pasaba gran cosa, no era nada verde, tenía mucha contaminación y pobreza. El cambio que ha dado la ciudad es en parte gracias al ayuntamiento, pero sobre todo a los ganteses: a los muchos ganteses emprendedores que están invirtiendo y haciendo cosas nuevas. Esta es una ciudad de la gente, no solo de políticos.
Sí que es cierto que ha ocurrido una gran transformación, pero esta viene desde los 90. En los últimos años, la movilidad de la ciudad se ha convertido en el mayor problema, por lo que el Plan de Movilidad implementado por el ayuntamiento busca reducir la contaminación atmosférica y el uso del coche. Este plan está cambiando en gran medida la ciudad: mucha más gente está cogiendo la bici o el transporte público. Los accidentes entre coches o con peatones son muchos menos. También hemos implementado una reducción de la velocidad hasta los 30 km/h en toda el área urbana. Hay más seguridad, menos contaminación y menos atascos de tráfico, porque la gente ya no coge tanto el coche. Esta transformación es gracias al ayuntamiento, porque es un plan que hemos votado, pero también a la gente de la ciudad, que ha tenido que cambiar su forma de vida. Esta es la única forma en la que podemos conseguir una ciudad donde se pueda no solo comprar y trabajar, sino también vivir de forma sana.

En tu opinión, ¿qué hace a una ciudad atractiva para estudiantes jóvenes? ¿Cumple Gante estas características?
Primero, necesitas una buena educación. La Universidad de Gante, Artevelde Hogeschool, u Odisee tienen un programa educativo muy atractivo. Lo segundo, pero también muy importante es la ciudad en sí: la cantidad de estudiantes se incrementa cada año. La interacción entre la universidad y la ciudad es muy importante: en muchas ciudades esta relación es difícil, porque la universidad está fuera de la ciudad o solo tiene un campus muy grande, separado del resto de la ciudad. En cambio, aquí en Gante la universidad está en todas partes: los universitarios son parte de la ciudad y lo que ocurre aquí. También la vida nocturna es muy importante, así como la idea de ser bienvenido como estudiante o invitado internacional.

¿Qué es lo mejor y lo no tan bueno de ser una ciudad universitaria? ¿Cómo está el consistorio involucrado en la atmósfera universitaria de la ciudad?
Creo que una de las cosas con las que tenemos que luchar aún es el alojamiento para los estudiantes: necesitamos más habitaciones y que sean asequibles. También los horarios, que difieren entre los estudiantes y otros trabajadores de la ciudad. Para conocernos y respetarnos entre nosotros o para cuidar la ciudad necesitamos que los estudiantes también tomen su papel. Una de las estrategias que están en marcha es el “Juego de Ganteses”. Inspirado en Juego de Tronos, tiene lugar entre estudiantes y vecinos del mismo barrio, de forma que se pueden conocer entre ellos y tienen que cooperar al estar en el mismo equipo contra otros barrios de la ciudad. Esta clase de estímulos positivos realmente funcionan.

¿Cómo podemos promocionar Gante como destino Erasmus? ¿Cómo intenta la ciudad atraer más estudiantes?
Como ya dije, primero la educación. Pero como escribió Charles Landry, investigando sobre la ciudad de Gante,

“Gante es una metrópolis de bolsillo”

Se refería a que aquí ocurren infinidad de cosas, hay vida nocturna, creatividad, mucha diversidad y gente internacional. Sin embargo, si repites en el mismo sitio varias noches, o cuando vas en el transporte público, es posible que reconozcas a alguien que conoces. Esto puede ser una gran ventaja.

En tu opinión, ¿qué dan los estudiantes Erasmus a la ciudad de Gante? ¿Qué crees que recibimos de ella?
Lo que nos dais es una atmósfera internacional, que yo creo que es una gran ventaja, ya que también la gente que ha nacido aquí puede conocer estudiantes internacionales en la universidad, las residencias universitarias o las calles. Esta conexión internacional es muy importante. También nos aportáis, por supuesto, beneficios económicos.
Por otro lado, viendo lo que está pasando en el mundo, con todo el mundo en su burbuja, yo realmente pienso que, si todos los jóvenes del planeta fueran al extranjero al menos por unos meses, esta situación mejoraría. Para experimentar y respetar la diversidad del mundo, hay que vivirla.

¿Podrías decirme algo obligatorio que hacer o que ver en Gante? ¿Cuál es tu lugar o plan favorito de la ciudad?
Lo que debes hacer aquí es conocer a alguien que viva en Gante. Cuando los estudiantes internacionales venís aquí, seguro que os es muy fácil estar todos juntos porque vivís en la misma situación. Sin embargo, si conoces a algún gantés, te sorprenderás de que lo abierta y amigable que es la gente: hay interacción en los restaurantes, en el transporte público… La ciudad es preciosa, yo me enamoré de ella y no podría escoger solo uno de sus lugares, pero sobre todo me enamoró la gente: abierta de mente, con humor, hospitalaria… Somos como un museo al aire libre, una mezcla perfecta de historia, vida nocturna y mucho más, pero el punto extra es sin duda la gente. Recomendaría hablar y hacerse amigo de algún Gantés y ver qué ocurre después.

¿Qué tareas quedan por completar para hacer de Gante una ciudad más verde, amigable y abierta? ¿Cuáles fueron los mayores problemas que tuvisteis que afrontar desde vuestra concejalía?
Creo que tenemos un paso muy importante por delante: el de la movilidad. Necesitamos más transporte público e ir más hacia delante en esta estrategia: si miras ciudades como Copenhage o Sevilla en España ves cómo es posible dar el cambio para ser una ciudad más sostenible. Estamos solo al principio de este camino.
Creo que el slogan “Think global, act local”, es la filosofía que tenemos que seguir, tenemos que continuar esta senda e invertir más en transporte público, seguridad para los ciclistas, en alojamiento, pero siempre pensando en la implicación con cambio climático.

Es fácil darse cuenta de que Gante está siempre mirando hacia delante. ¿Qué planes tenéis para el future? ¿Cuáles son los próximos pasos?
Hay elecciones en octubre de 2018, así que tenemos muchos planes, pero serán los Ganteses los que decidan. Lo que queremos como ciudad, es mantenernos como una ciudad con un alto nivel en la educación, y también una ciudad inteligente. Debido a la importancia de la educación en nuestra ciudad, ser Smart town es un hecho, pero queremos que la participación y cooperación en Gante también incluya a los estudiantes. Tenemos algunos problemas a los que enfrentarnos en la ciudad, como el transporte, basuras y el cambio climático. Para estos problemas, los estudiantes también, no solo los políticos, pueden llegar a soluciones útiles.

Como veis, la agenda verde y la movilidad, así como la inclusión de los estudiantes son los temas clave en la agenda política de Gante.

Espero que os haya gustado la entrevista, un saludo a todos.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*