El momento de la despedida

Publicado en el blog de Lovaina por

Y ahora que llega el momento de la despedida, es inevitable echar la vista hacia atrás. Recordar el momento en el que arrastraba la maleta por el Aeropuerto de Bruselas en el mediodía de un 15 de septiembre con los ojos extrañados de un turista mientras mi amigo Víctor me decía “acuérdate de este momento, porque dentro de 10 meses recorreremos estos pasillos pensando en todo lo que dejamos atrás.”

Y ahora toca recorrer esos pasillos en la dirección inversa. El viaje se termina. 10 meses en Lovaina son muy cortos. Pero dan para mucho. Dan para convertir un pequeño cuchitril en el 100 de la Mechelsestraat en un verdadero hogar. Dan para hacer decenas de viajes, conocer a centenares de personas y construir miles de recuerdos.

Hace 10 meses, Lovaina sólo era un punto en un mapa, en una desconocida región llamada Flandes y en un pequeño país llamado Bélgica.

Y ahora Lovaina es mucho más que eso. Lovaina ha tomado forma: Lovaina sabe a pizza en el Sole Mio, huele al humo que sale de la fábrica de Stella cuando el viento sopla en dirección al oeste y suena a canción de Loquillo y los Trogloditas… con flamenco de fondo. Lovaina es la agitación de De Rector y la calma del Beaterio. Lovaina son los trasnoches en Seven Oaks y los madrugones para ir a clase.

Hace 10 meses, Lovaina era el futuro.

Y ahora Lovaina es el pasado, hoy una maleta llena de recuerdos y pronto un poso en un vaso que se irá estrechando paulatinamente con el inexorable paso del tiempo. Para que el poso nunca desaparezca, nada como haber podido contar mis aventuras en un blog. Todas las entradas que he escrito en estos 5 meses forman parte de la huella más imborrable de este espectacular año Erasmus. Un pequeño legado gráfico en forma de letras, fotografías y vídeos que guardaré siempre y que mantendrán viva la memoria de estos 300 días hasta convencerme de que esto no era un sueño.

Por ello tengo que dar las gracias al equipo de Turismo de Bélgica: Flandes y Bruselas (en especial a Jorinde, Judit, Ángeles y Jan) que me ha brindado esta gran oportunidad. He tratado de hacerlo lo mejor posible, dedicándome a ello con el compromiso de quien desempeña su trabajo y la pasión de quien disfruta de su hobby. En el camino habré dejado alguna errata, alguna foto a contraluz y algún vídeo técnicamente muy mejorable pero he intentado contar la experiencia tal y como la he vivido.

No me olvido tampoco de Toerisme Leuven y especialmente de Nancy por ponerme facilidades para acudir a algunos eventos y ayudar a la difusión del blog.

Ni de vosotros, los que habéis puesto vuestro granito de arena con alguna fotografía o alguna idea cuando me faltaba la inspiración.

Y, por supuesto, no me olvido de ti, amigo lector. Espero que lo que aquí se ha escrito te haya servido de guía para tu Erasmus, tu próximo viaje por Flandes o simplemente para pasar el rato. ¡Muchas gracias!

Compartir en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*