El dilema de la bicicleta

Publicado en el blog de Gante por

Especialmente dedicado para todos aquellos estudiantes que llegaréis a el próximo mes de septiembre para disfrutar de vuestro año Erasmus, hoy os contamos un poco más sobre un tema estrella: la bicicleta.

Como probablemente ya sabréis (o no) es la ciudad “en bicicleta”. Y es que si no dispones de este vehículo tan rudimentario de dos ruedas,  probablemente te sentirás como el que no tiene un móvil en pleno siglo XXI. Personalmente, creo que esta es la razón por la que después de diez meses viviendo aquí todavía no haya conocido a nadie haya sobrevivido sin una. Ahora bien, ¿debo comprarme una para luego venderla cuando me vaya? ¿Hay alguna posibilidad de alquilarla durante mi estancia sin necesidad de comprarme ninguna? Definitivamente sí.

 IMG_9422  - IMG 9422 - El dilema de la bicicleta

En cuanto a la posibilidad de comprarla, creo que es una opción que no debéis descartar. Comprar una bici aquí es relativamente fácil. Siempre hay un amigo de un amigo que vende alguna, y por no más de 30 euros podréis apañaros bien para todo el año. Además, siempre podéis revenderla cuando os vayáis y recuperar la “inversión” e incluso sacarle partido. Como ya os contábamos anteriormente en el post sobre el Secondhand marketesta página online de Facebook es una de los mejores “mercadillos online” de compra y venta de cosas en la ciudad.

DSCN1671  - DSCN1671 - El dilema de la bicicleta

Si no queréis molestaros en contactar con alguien para comprarla, la UGent os facilitará el alquiler de una bicicleta normal. Por 60 euros para los que os quedéis 10 meses y 30 para los que sólo os quedéis un cuatrimestre, podréis haceros fácilmente con una. Eso sí, el depósito correspondiente de 60€ tendréis que dejarlo en cuanto os la llevéis, aunque os lo dan cuando devolvéis la bicicleta al final de vuestra estancia.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*