La fundación de Manolanzar

Si se va a Amberes, es obvio que tarde o temprano habrá que visitar la Grote Markt. Uno se fija en la preciosa estatua de bronce en la que se ven animales marinos, figuras humanas, chorros de agua y, en la parte alta, un hombre lanzando una mano. Pues bien, la estatua conmemora la leyenda de Silvio Brabo, centurión del ejército romano y supuesto sobrino de Julio César.

Había un gigante en la desembocadura del Escalda (el río que pasa por Amberes) llamado Druoon Antigoon que pedía un peaje a todos los barcos que pasaban por ahí. Si no se satisfacía el pago, el gigante cortaba la mano del capitán del barco y la tiraba al río. Con todo el mundo pobre o manco por los alrededores, un centurión romano, el tal Silvio Brabo, decidió enfrentarse al gigante cuando este le pidió el pago a él mismo, lo venció y lanzó su mano al río. A partir de ese momento, la gente de la zona comenzó asentarse en este lugar y así nació Amberes.

La ciudad además lleva el nombre de este suceso. El apelativo en neerlandés de la ciudad, Antwerpen, no es más que la unión entre Ant (mano) y Werpen (lanzar). Amberes no es más que la adaptación fonética de cómo el nombre de “Antwerpen” sonó a oídos de los españoles de hace siglos.

Y fueron felices y comieron perdices.

Compartir en:

Comments

  1. Hola.

    Es una coincidencia macabra que el símbolo de Amberes sea ese y esa leyenda.
    En toda Bélgica hablar de manos cortadas “Mains coupées” “Mains serrées”, etc. es una referencia al gran monstruo nacional,Leopold II. Ha habido manifestaciones y corta de manos de estatuas referidas a lo que hizo en el Congo. Véase su biografía, fotosde las atrocidades etc. en decenas de enlaces.
    http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2016-05-01/la-brutal-vida-de-leopoldo-ii-uno-de-los-peores-villanos-de-la-historia_1192510/

    O en esta búsqueda de imágenes horribles:

    https://www.google.es/search?hl=es&q=king+leopold+ii+genocide&tbm=isch&imgil=mNUtyUCDH9vrRM%253A%253BkQGZTng0sHHBCM%253Bhttp%25253A%25252F%25252Fmrdomingo.com%25252F2010%25252F12%25252F30%25252Fel-genocidio-de-leopoldo%25252F&source=iu&pf=m&tbs=simg:CAESuwEJYQuEE435z9IarwELEKjU2AQaAggADAsQsIynCBphCl8IAxInngWdBZ8F_1QF7mAWcBf4B2A72Aacupi6bLpwupS7vLckt9SSoLsU6GjCmqHsYl8HhW2zv-8ogk4wLPMGQdbNpcx9JooPBqFKOKY4owoOgk8jIXl7G0JxIxIggBAwLEI6u_1ggaCgoICAESBOJ6R2UMCxCd7cEJGh4KHAoKcGhvdG9ncmFwaNqliPYDCgoIL20vMDY4amQM&fir=mNUtyUCDH9vrRM%253A%252CkQGZTng0sHHBCM%252C_&usg=__-dHuVrCxIde_zlHbyutVA1h5z3E%3D&biw=1366&bih=589&ved=0ahUKEwjM97KLtpvTAhWFWhQKHfwsDXQQyjcISw&ei=P0jsWIzcJYW1UfzZtKAH#imgrc=o9hqDoJGmcbTVM:

    En breve: la orden de la policía-ejército particular de Leopold era amputar una o dos manos (y dejar que se curasen o desangrasen)a aquellos congoleños que no alcanzasen su cuota de recogida de caucho en la selva; o de aquellos (niños y mujeres)cuyos familiares hubiesen huido para evitar la esclavitud.

    A pesar del escándalo internacional,su dominio directo duró de 1885 a 1908, cuando al verse a punto de ser procesado donó su dominio personal del Congo a Bélgica. Leopold se volvió un fantasma que recorría su anexo al palacio real de Bruselas dando órdenes a funcionarios imaginarios. En el país se le llama (algunos) “el rey constructor”, por que con su inmensa fortuna africana contruyó muchos de los edificios de Bruselas.Y en la exposición universal construyó el Museo para el África Central.Una réplica de aldea con congoleños traídos, como un zoo humano (aunque no fue el único en esda época).Si vas a la zona europea de Bruselas (rotonda Schuman), el gran Arco del Cincuentenario, llamado también “L’arc des mains coupées”, te conecta por la Avenue Tervueren con el controvertido museo africano de Tervuren. Hoy en día muchos políticos o historiadores belgas insisten en dejar un espacio en blanco a lo ocurrido en el Congo, incluso en actos en el mismo museo. Pero ese pequeño ¿país? está condenado por alguna maldición. El paraíso yihadista se acabó cuando Francia exigió en 2016 que se crease una fuerza franco-belga. Es un estado fallido, en perpetua lucha con su pasado, la lucha entre la idílica Flandes y la arruinada Valonia, neerlandófonos, francófonos, 6 parlamentos; sigue la corrupción, y con la disgregación crece la descoordinación de una entidad sin rumbo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: