A treinta metros bajo el agua

Publicado en el blog de Erasmusenflandes por

Al pasar por la orilla del río Escalda y ver sus dimensiones ¡no te imaginas que debajo pueda haber un túnel para cruzarlo a pie! Me habían contado que las vistas eran muy bonitas desde el otro lado del río y que se veía toda la ciudad en panorámico. Como no podía ser de otra manera, la curiosidad me picó y fuimos a echar un vistazo.

Previamente, había buscado información en internet y pude averiguar que el túnel de Santa Ana se construyó entre 1931 y 1933. Fue todo un acontecimiento al comunicar las dos partes de la ciudad. Antes de su construcción, los habitantes de la orilla izquierda (linkeroever) sólo podían  cruzarlo en barco y ahora pueden ir a pie o en bici están en pleno centro en diez minutos.

Un edificio de ladrillo visto es la antesala de un sinfín de escaleras mecánicas de madera que conducen hacía el túnel, situado a treinta metros de profundidad. Sorprende la sofisticación de las escaleras para la fecha en la que fue construido y los carteles fijados en las paredes advirtiendo de las normas de uso. El paseo es agradable, aunque es mejor no pensar que te encuentras bajo de mucha agua y que tienes que caminar un ratito para salir de allí.

DSC00239 A treinta metros bajo el agua - 6162804329 20509c4040 - A treinta metros bajo el agua

DSC00243 A treinta metros bajo el agua - 6162809639 4790cdc4b3 - A treinta metros bajo el agua

Al otro lado efectivamente, encontré unas vistas preciosas. La ciudad plana de Amberes puede verse con total claridad distinguiendo sus edificios más característicos. Destaca la torre de la Catedral con el reloj dorado en su parte más alta. En esta orilla hay muchos espacios verdes y parques temáticos, donde hacer fotos es un ritual.

DSC00255 A treinta metros bajo el agua - 6162841749 9de8a9fb52 - A treinta metros bajo el agua

DSC00252 A treinta metros bajo el agua - 6162825193 15b6d42e47 - A treinta metros bajo el agua

Un lugar perfecto para pasar un rato con los amigos o según me dicen aquí, para tener un rincón romántico donde escapar de las miradas ajenas 😉

MARÍA

Compartir en:

Posts relacionados

Comments

  1. Gloria Noguer Says: septiembre 19, 2011 at 9:16 pm

    Oh!!pero que potito!!otro sitio que me apunto eh!!

  2. Que pasada!!!! la verdad es que como te pongas a pensar la cantidad de agua que tienes encima…uffff…. iremos a visitarlo. besitos!!

  3. Precioso y curioso a la vez, también me están entrando ganas de ir un fin de semana, miraré vuelos baratos y a lo mejor te sorprendo.
    Saludos.

  4. Ana Mª Noguer Says: septiembre 20, 2011 at 5:30 pm

    Merece la pena el paseito para ver tanta belleza. En seviila siento lo mismo cuando subo al metro y me planto delante de la catedral. No olvides que pasa por debajo del río y que éste normalmente no está seco!!

  5. Qué romantico!!!tiene que ser precioso y haber mucha tranquilidad!!!

  6. Pero bueno,y no hay otra forma de cruzar a la otra orilla q no sea x ese tunel??qué agobio!!!cnd vaya ni se te ocurra meterme x ahí!!!

  7. […] post sobre Gante, Ostende, Brujas, Amberes están llenos de detalles interesantes. Y no solo de turismo se vive: Música, museos, y otros […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*