Palacios de Margaritas

Publicado en el blog de Lovaina por

¿Quién no ha soñado con vivir en un palacio? Si hay alguien que no, pronto soñará con alguno de los que vamos a hablar hoy.

Volvemos a Malinas, porque esta bonita ciudad, además de miles de sitios y monumentos interesantes, como ya hemos visto en otros posts, tiene dos de los palacios más curiosos de Flandes, que encima están enfrente el uno del otro.

Para llegar desde la estación de tren, (ojo), sólo tenemos que llegar al Grote Markt, desde donde se ve la preciosa y altísima Torre de san Rumoldo, además del Ayuntamiento y la Casa de Correos, y continuar adelante por Befferstraat.

Palacios de Margaritas - Malinas

Cuando hayamos caminado unos minutos, llegaremos a los misteriosos palacios: el de Margarita y el de Margarita. Sí, no me equivoco, en Malinas hay dos palacios que pertenecen a Margarita, pero son dos Margaritas distintas, como veremos ahora:

El palacio de Margarita de Austria:

La poderosa Margarita de Austria fue la gobernadora de los Países Bajos, a principios del siglo XVI. De joven llegó a casarse tres veces, y en todas las ocasiones su matrimonio terminó de forma tempestuosa. Por ello, a sus 24 años decide no volver a casarse y se dedica posteriormente a gobernar los territorios flamencos, con muy buena mano, según se dice. Fue la artífice de un tratado de paz, del florecimiento de las ciencias y artes en su Corte y del desarrollo de la música polifónica coral. Su palacio es el primer edificio renacentista de los Países Bajos y Flandes, el cual tiene una increíble fachada, y un patio interior con un jardín fantástico, con estatuas y numerosas variedades de plantas. En el siglo XVIII este edificio fue ocupado por el Consejo Superior de Justicia, el más alto tribunal de Flandes, labor que sigue realizando aún hoy, como juzgado. En la fachada aún se encuentra el escudo de armas de Margarita junto al de Carlos I, y una imagen de la Justicia.

Palacios de Margaritas - Malinas

Justo enfrente del de Margarita de Austria, se encuentra el palacio de Margarita de York.

Aunque antaño era mucho más impresionante, los vestigios que quedan de este palacio no son para nada despreciables. El edificio original a partir del cual se construyó y amplió el palacio de Margarita de York, fue la residencia de un eclesiástico, el obispo de Kamerrijk cuando éste se encontraba en Malinas. Margarita era la hermana de Eduardo VI, el rey de Inglaterra, casada con el duque de Borgoña. Este duque tenía una hija llamada María, la futura madre del emperador Carlos. Margarita escogió como herencia la enorme Corte de Kamerrijk, también llamada Corte Imperial, pues fue donde residió el por entonces aún no emperador Carlos I, de 1500 a 1515. La elección de este palacio fue con motivo de la mala relación de Margarita con las demás ciudades flamencas, al apoyar a la joven María frente a éstas. Sobre la puerta de la torre del palacio, figura su escudo de armas en forma romboidal, así como el de su esposo Carlos el Temerario. Evidentemente en la actualidad ya no es un palacio, siendo la parte del vestíbulo de recepción un teatro municipal, y las demás dependencias oficinas municipales.

Palacios de Margaritas - Malinas

Ambos palacios son joyas del renacimiento, y si tenemos suerte podemos visitarlos por dentro, pero no están permitidas las fotos. Recordad que tenemos más palacios y viajes con… #ErasmusLovaina

Compartir en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*