Una pica en Flandes.

Publicado en el blog de Lovaina por

Muchos hemos oído “Esto será como poner una pica en Flandes”, o “Lo que me queda por delante serán varias picas en Flandes”… pero, ¿a qué se asocia la expresión “poner una pica en Flandes”?

La idea de poner una pica en Flandes sugiere un reto largo, difícil y no precisamente barato. ¿Y de dónde proviene?

No es algo desconocido que la rebelión de la región de Flandes en el siglo XVI fue uno de los mayores dolores de cabeza de los sucesivos reyes Austrias de España. La necesidad de mandar soldados, armas y recursos a Flandes, requería enormes esfuerzos y cantidades de dinero. Por ello, “poner una pica en Flandes” (llevar a un soldado, con sus armas, desde España hasta Flandes, en condiciones de seguridad y bien alimentado) pasó a ser equivalente de empresa de extremada dificultad.

¿Y por qué era tan complicado ese camino?

En la época, todas las potencias europeas se miraban unas a otras con desconfianza cuanto menos, con lo que embarcar en los puertos del Cantábrico teniendo que surcar aguas de Inglaterra y de Francia no era la mejor de las ideas… Por tanto, en la época de Felipe II se ideó un camino por tierra… El camino Español.

Dicho camino partía de Barcelona, llegaba por mar a Génova. Desde esta ciudad se hacía una ruta por tierra, pasando por Milán, Turín, Chambery, Besançon, Nancy, Metz, Luxemburgo y por último, . Desde allí los ejércitos españoles se dirigían a los diferentes enclaves estratégicos en Flandes y en los Países Bajos, Ourkerk, Nieuport, Ostende…

captura-de-pantalla-2016-09-14-a-las-1-06-27 Una pica en Flandes. - Captura de pantalla 2016 09 14 a las 1 - Una pica en Flandes.

Etapas del primer camino español.

Durante casi dos siglos esta ruta o diferentes variantes en función de las alianzas concertadas, fue una vía de paso para los soldados, y una gran fuente de riqueza y prosperidad para las ciudades donde éstos se equipaban y reponían suministros. Por ello, en los territorios citados y, sobre todo, en Flandes, existen muchas huellas españolas con mucha historia y encanto. Amberes, Brujas o Malinas son sólo algunos ejemplos donde encontrar estos rasgos, más o menos escondidos, que forman parte de la Historia de Flandes.

Sin duda, veremos más entradas sobre el tempestuoso pasado de Flandes durante el dominio español, en las que conoceremos detalles (e imágenes) de estos fantásticos destinos! Seguimos en contacto!

Compartir en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*