Más leyendas de Gante: “De Mammelokker”

¡Hola a todos!

De nuevo, vuelvo con una de las tantas peculiares e interesantes historias que esconde esta ciudad. Esta vez toca la leyenda “De Mammelokker“:

Se trata de una escultura que se encuentra sobre la puerta de la que era la prisión de Gante, en Botermarkt 17,  y la que  se puede observar como una mujer detrás de unas barras le da el pecho a un anciano.

Este anciano era Cimón, un hombre que fue condenado a morir de inanición en prisión y la mujer, se trata de su hija Pera quién pidió visitar a su padre todos lo días a la prisión. Esto estaba permitido, siempre y cuando ella no le introdujera ningún tipo de alimento.

Después de un mes, todos se sorprendieron de que el hombre siguiera vivo. El juez ordenó que en la próxima visita los vigilaran y así hizo al día siguiente el carcelero, para descubrir que lo que pasaba era exactamente lo que demuestra la escultura: la hija salvaba al padre de la muerte dándole el pecho.

Cuando le contaron al juez lo que sucedía, él dijo: “No lo creo hasta que lo haya visto yo mismo”. Al día siguiente fue  a verlo con sus propios ojos y dejó que la niña se le acercara para preguntarle: “¿Cómo puedes amamantar a tu padre?” Ella cayó de rodillas ante él y dijo: “Lo he hecho confiando en Dios”. Gracias a esto, el juez le concedió un indulto al padre e inmortalizó este atrevido amor en dicha escultura.

Espero que os haya gustado, no olvidéis pasaros por nuestras redes sociales para no perderos nada: Flickr /Facebook / Twitter

¡Nos leemos pronto!

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *