Los beguinajes

Los beguinajes (begijnhof en neerlandés) son unos pequeños barrios cerrados con una o dos puertas que podemos encontrar en multitud de ciudades de la zona, bien sea en toda Bélgica o en algunas ciudades concretas de los Países Bajos.

Beguinaje en Lovaina.

Comenzaron en la Edad Media, puesto que había gente que deseaba seguir una doctrina religiosa más pura y alejada del materialismo del clero en ese momento. Las autoridades religiosas hicieron construir estos barrios para tener vigilados estos movimientos religiosos y permitieron que sólo las mujeres viviesen en ellos. Llevando una vida de monjas, las mujeres cumplían con los votos de castidad y obediencia. En cualquier momento podían decidir romper esps votos y abandonar el barrio.

Con el tiempo, los beguinajes perdieron en cierto modo su sentido religioso y fueron poco a poco convirtiéndose en un espacio para que viviesen las viudas, las esposas de marineros, las mujeres cuyos maridos estaban en la guerra o incluso las hijas de la nobleza. Era normal que el trabajo diario estuviese enfocado a la industria textil.

Podemos encontrar estos barrios en ciudades como Brujas, Cortrique, Lovaina, Lier, Gante, Turnhout, Diest, Dendermonde o Hoogstraten. El de Brujas concretamente está habitado por monjas. Debido al número de turistas, en el lugar veremos más de un “Silence, please”.

Nota: la primera imagen es del beguinaje de Lovaina; la segunda del de Lier, la tercera de la iglesia que hay en el interior del beguinaje de Brujas.

Compartir en:

Posts relacionados

Comments

  1. lourdes cuesta Says: marzo 8, 2013 at 6:39 pm

    y en Amberes hay otro, al lado de Ossenmarkt.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: