En los pasillos del Royal Conservatoire

Desde la estación central de Amberes, con la línea 2, hasta “Antwepen deSingel” hay 11 escasos minutos de trayecto y un tesoro escondido.

Poco se ha hablado del Conservatorio de Amberes o “Royal Conservatoire Antwerp”, un lugar donde estudian jóvenes promesas de la música, de la interpretación y la danza.

En cada pasillo una melodía y en cada sala un artista. La creatividad y el arte solo pueden existir donde haya lugar para la comunicación y eso ofrece el Conservatorio de Amberes: una estructura armónica donde coexiste la arquitectura y el arte.

El conservatorio es, sin duda, un lugar a visitar para los amantes de las artes escénicas.  Se puede explorar por sus pasillos o asistir a sus exhibiciones. También se puede experimentar una pizca de su magia en este vídeo o en las actuaciones que muestra su propio canal de youtube.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: