UN PASEO POR LA REVOLUCIÓN BELGA DE 1830

Publicado en el blog de Bruselas por

¡Erasmus valientes! ¿¡Cómo van esas cervezas y ese chocolate!?
Hoy os hablaré de otro tema…: ¿Os atrevéis a descubrir lo que pasó en Bruselas en 1830 y 1831? Sumergíos conmigo en los lugares más representativos de esas Jornadas de Septiembre y meses venideros. En ellos, Bélgica se empezó a constituir como Estado, consiguiendo finalmente la independencia del resto de los Países Bajos, de los que Bélgica formaba parte desde 1815 de nuevo después de que Napoleón fuera derrotado en Waterloo, y formados por Holanda, Bélgica y Luxemburgo. La insurrección belga es, en primer lugar, una revolución patriótica nacida del descontento hacia la administración holandesa y de la intransigencia del rey Guillaume I . ¿Y por qué tiene tanta importancia Bruselas? ¿NOS VAMOS DE PASEO? ¡Cógete un mapa y sígueme!

1. Thêatre de la Monnaie (junto a place De Brouckère): fue la representación de una ópera de Auber llamada La Muette de Portici la que exaltó en este teatro el sentimiento patriótico de los presentes. Al acabar la función, la sala repleta de personas canta a compás una estrofa de la misma que significa “Amor sagrado por la patria, devuélvenos la valentía y el orgullo”. ¡Comienza la revolución! Esta se extiende por toda la ciudad, con saqueos en casas de personas en el poder, y pronto a otros lugares de la región belga.

2. Place des Martyrs (acceso por rue d’Argent): homenaje a las víctimas de las Jornadas de Septiembre (23 al 26), en las que los opositores al reinado de Guillaume I se enfrentan al ejército holandés. En el centro de la plaza encontramos un monumento que representa a los 4 ángeles protectores con una estatua de la Libertad que tiene el León Belga a sus pies. En la plaza podrás ver otras dos estatuas: Merode a un lado y Jenneval al otro. ¡Te dejo descubrir quiénes son: fotos al final!

3. Place du Congrès (en rue Royale): el Gobierno provisional proclama la independencia de Bélgica a finales de septiembre de 1830y anuncia la elección de un Congreso Nacional encargado de organizar el nuevo Estado.Este vota la Constitución, precisamente un 7 de febrero, de 1831, y elige al primer rey belga (Léopold de Saxe-Couburg), que jura su cargo el 21 de julio de 1831, desde entonces día de la fiesta nacional de Bélgica. Ahí está el tío, presidiendo la columna.


4. Place de la Liberté
(acceso por rue du Congrès): en ella podemos ver una estatua de Charles Rogier (a la izquierda), uno de los revolucionarios conrenombre, y que hoy tiene una estación de metro en las líneas 2 y 6 de metro. Rogier formó parte del Gobierno provisional que proclamó la independencia en octubre de 1830. Si continúas la rue du Congrès, al final, podrás contemplar una estatua de la “Brabançonne” (a la derecha).

 

 

5. Place des Barricades (por rue de la Révolution): recuerdo de las barricadas llevadas a cabo por los rebeldes en las Jornadas de Septiembre. En el centro, podrás ver una estatua de André Vésale (Vesalio), un importante anatomista bruselense del siglo XVI.

6. Porte de Schaerbeek (en Jardin Botanique): tijdens de Septemberdagen viden er ter noogte…(es una broma, ya vuelvo al castellano)… Combates prolongados tienen lugar a la altura de la puerta de Schaerbeek en las Jornadas de ya sabes qué mes. Las tropas holandesas toman el parque de Bruselas tras pasar por calle Royale. En el parque acaban su avance y se se retiran en la noche del 26 al 27 de septiembre. Al día siguiente, la noticia se propaga por toda la ciudad de Bruselas, y la gente estalla en júbilo.

Y bueno…hasta aquí el recorrido por los puntos clave de esta pequeña pero importante parte de la historia de Bélgica. La importancia de Bruselas en el inicio de la revolución está representada en cada una de las plazas y lugares mencionados. ¡Espero que te haya gustado!
¡¡Hasta pronto!!

Compartir en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*