Naturaleza malinense

Publicado en el blog de Lovaina por

Qué mejor momento que diciembre para saber un poco más de una de nuestras ciudades favoritas! Malinas, o Mechelen, es una ciudad con muchísimo que ofrecer, como vimos en este post.

Hoy nosotros, como amantes de la Naturaleza que somos, nos centraremos en los planes que podemos hacer por la ciudad si queremos tranquilidad y verdor en nuestra visita. Para eso, nada mejor que salir de la estación de tren (ojo) rumbo al jardín botánico o Kruidtuin.

captura-de-pantalla-2016-12-13-a-las-17-11-49

Kruidtuin

Este jardín existía ya en la Edad Media, como propiedad de una orden de Caballería, y en el siglo XIX como jardín de la Société Royale d’Horticulture, para abrirse al público tras la WWI. Además alberga la casa del botánico Rembert Dodoens, famoso por ser autor de uno de los primeros libros de botánica en el siglo XVI. El bonito parque está atravesado por varios ramales del canal del río Djile, con puentes, esculturas y numerosas aves acuáticas. También es un parque infantil, zona de recreo y deportiva.

captura-de-pantalla-2016-12-13-a-las-17-12-11

Estatua en el jardín

Tras esta visita (gratuita, por supuesto) al jardín botánico, perderse el paseo por el canal no tiene perdón. Esta pasarela flotante por uno de los márgenes del río permite hacer un largo y tranquilo recorrido, desde el puente cercano al Kruidtuin (Vijfhoek) hasta el Grootbrug y Vismarkt.

captura-de-pantalla-2016-12-13-a-las-17-30-10

Canal y Grootbrug

Durante este paseo se puede ver la parte de detrás de varias casas antiguas, además de a los habitantes del Djile, como los patos, palomas o algún cisne que sobrevuelan o nadan cerca de la pasarela.

Otra atracción interesante son los paseos en barco que se realizan desde abril a septiembre. Son una forma perfecta de ver todo el paseo por la pasarela sobre el canal, sino también recorrer más allá los numerosos edificios modernos y antiguos en armonía.

Al ir terminando el camino flotante tendremos a nuestra derecha el antiguo muelle de la Sal o Zoutwerf, con el histórico edificio del peso, el Waag. También pasaremos por debajo del Grootbrug, el puente de piedra más antiguo de Flandes, del siglo XIII.

captura-de-pantalla-2016-12-13-a-las-17-12-54

Por último, si cruzamos el moderno puente donde acaba la pasarela estaremos en Vismarkt, sitio perfecto para descansar, donde sus bares y restaurantes dan mucha personalidad a la plaza, y nos pueden dar a nosotros algo de beber para descansar. ¡Hay varias cervezas artesanas en Malinas, y todas dignas de probarse!

captura-de-pantalla-2016-12-13-a-las-17-13-23

Vismarkt

Aún hay mucha más naturaleza en Malinas que descubrir, como por ejemplo saliendo de la ciudad y visitando sus parques en los alrededores. No sólo eso, sino muchos sitios curiosos nos esperan allí, además de naturaleza y viajes, con… #ErasmusLovaina

Compartir en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*