Las espuelas doradas del día de la Comunidad Flamenca

Publicado en el blog de Amberes por

El 11 de julio, ya dentro de poco, será como cada año el día de la Comunidad Flamenca, una de las dos regiones que componen Bélgica. ¿Por qué el día 11 de julio?

Se conmemora un hecho de armas acontecido en este día y este mes pero en el año 1.302: la batalla de las Espuelas de Oro, también llamada batalla de Courtrai (Kortrijk en neerlandés) dado que tuvo lugar a las puertas de la ciudad.

¿Y por qué este nombre? Enseguida lo sabréis. Felipe IV el Hermoso, rey de Francia, apodado también “el rey de hierro” o “el rey de mármol” (os podéis imaginar cómo era) puso su ojo en el rico condado de Flandes, tierra muy rica y próspera gracias a su industria textil y su comercio, impulsado en ciudades como Brujas e Yprés. Desde luego tontos no eran: compraban la lana castellana a precio bajo y vendían luego las telas ya confeccionadas a precio más elevado. Bueno, que divago.

El caso es que lo de la dominación francesa fue algo con lo que los flamencos pues…discreparon. En la ciudad flamenca de Courtrai se encontraron los dos ejércitos. El flamenco se componía de hombres de a pie y el francés tenía además de eso mismo, unos 2.500 caballeros pertenecientes a la nobleza en su mayoría. Tras la lucha entre los infantes, los franceses retiraron a sus hombres porque querían que la caballería se llevase la gloria de la victoria. Los flamencos cerraron filas y masacraron a los caballeros franceses, que habían caído en una serie de trampas y zanjas que los flamencos habían puesto a lo largo del frente de batalla.

En un momento dado incluso el general francés fue rodeado. Se dice que pidió cuartel y rescate debido a la importancia de su título nobiliario, pero los flamencos le dijeron que “no entendían francés” y lo mataron, al igual que a todos los caballeros que se rindieron. Los flamencos persiguieron al ejército francés a lo largo de 10 km, dándose cuenta de la cantidad de espuelas de los caballeros franceses muertos que estaban esparcidas por el terreno. Todas doradas. El ejército victorioso se llevo 700 pares de espuelas a la catedral de Courtrai tras las batalla.

Precisamente en la ciudad de Courtrai es donde se celebra con más entusiasmo y pompa este día.

Ah, y dad las gracias porque aún me podría haber enrollado más.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*