coffee bar


Esco*Bar

Para mí, descubrir el Esco*Bar ha sido una aventura. Resulta que se encuentra justo detrás de mi residencia, y desde mi ventana podía ver, antes de que el frío arraigara, como la luz se filtraba desde debajo de los árboles de su patio, y como ascendía hasta mi habitación mezclada con el murmullo de gente congregada que disfrutaba, aparentemente, de un buen momento. No sabía qué ocurría, ¡pero tenía que enterarme! Efectivamente, no se puede ir al Esco*Bar y...


Leer más