El Erasmus en las redes sociales (II)

El fenómeno de las redes sociales ha cogido desprevenidos a juristas de medio mundo que se preguntan cómo salvaguardar la intimidad de las personas, muchas veces amenazada por el escaparate público en el que se ha convertido internet con el ascenso de la popularidad de los “social networks”. Las líneas rojas a no pisar cuando se trata de colgar fotos o informaciones sobre determinadas personas sin que éstas den su consentimiento siguen siendo muy difusas y constituyen un tema de rabiosa actualidad no sólo en España, sino también en Bélgica.

Buena muestra de ello, es el debate que se ha originado en éste país entorno a la página de Facebook “Failed: Leuven”. Para la policía local esta página -que cuenta con más de 10.000 seguidores y muestra fotografías comprometidas de estudiantes de Lovaina totalmente ebrios- contraviene la legislación belga sobre protección de la vida privada y derecho a la propia imagen por lo que entienden que debería ser cerrada. La polémica está servida. En cualquier caso, de momento la última palabra la tienen los administradores de Facebook que son los únicos que pueden clausurar la página.

Y ya que hablamos de la policía de Lovaina y de las redes sociales, os cuento que el “Studenten Flik” está muy activo en Facebook y Twitter. ¿Y quién es este señor? Pues se trata de uno de los rostros más visibles de la policía local y todos los que vengáis de Erasmus a Lovaina acabaréis a buen seguro muy familiarizados con él. La traducción al castellano de “Studenten Flik” vendría a ser algo así como el “poli de los estudiantes” y es la persona a quién os podréis dirigir (a través de las redes sociales o llamándole a su teléfono personal) en caso de que tengáis que reportar cualquier incidente a la policía de Lovaina. Su carácter afable y su gran sentido del humor le alejan bastante del prototipo de policía serio y malhumorado, lo cual le convierte en un interlocutor perfecto para dirigirse a los estudiantes.

Pero en algunos casos son los propios estudiantes de Lovaina los que asumen el rol de policías. Una interesante iniciativa de un compañero de mi kot se llama “Stolen bikes Leuven”  y busca la colaboración de los miembros de la página para recuperar las bicicletas que hayan sido robadas en la ciudad. El concepto es sencillo: cuando te roban la bici cuelgas una foto de ésta en la página de Facebook y los demás usuarios se ponen manos a la obra para, en caso de encontrarla, reportarlo a la policía local y conseguir así que la bicicleta vuelva a estar en posesión de su propietario legítimo.

Y antes de despedir este pequeño serial sobre el Erasmus en las redes sociales no puedo evitar recordaros que nosotros también estamos en Facebook, Twitter y Flickr. ¡Síguenos!

Compartir en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *