Recetas rápidas de hacer

Seguramente al principio, para alguno de nosotros, cocinar era una auténtica pesadilla, ya que no nos habíamos enfrentado a esta situación hasta vivir la experiencia de vivir solo. Siempre puedes hacerte muy amigo del típico cocinitas, pero si no es el caso, lo más fácil es buscar recetas fáciles para cocinar por Internet.

Como ha sido mi caso, he recopilado alguna de ellas muy fáciles de hacer, e incluso equilibradas: Pescado, verduras y carne.

  • Primera receta:

Merluza con verduras al microondas.

Puede que os suene extraño, pero sí, totalmente comprobado, si no tienes horno puedes hacer casi lo mismo con el microondas, como este rico plato que os presento.

Necesitamos un filete de merluza, que yo suelo comprar un paquete grande de filetes de merluza congeladas y voy variando. Y luego todas las verduras que quieras para acompañar, en mi caso he escogido: tomate, cebolla, ajo y patatas.

Método de elaboración: primero en una fuente de cristal, cortas en trocitos pequeños dos patatas peladas, cortas a láminas media cebolla y picas uno o dos dientes de ajo (al gusto). También corta en rodajas o en trozos un tomate. Echas por encima un buen chorro de aceite de oliva, sal y pimienta negra, también puedes darle más sabor con orégano. Mezclas todo bien, y lo envuelves con papel film (solo una capa) y le haces unos cuantos agujeros con el tenedor para que respire.

Mételo al microondas a máxima potencia unos 4 min. Una vez pasado el tiempo, sácalo y con mucho cuidado abre el papel film y pones el filete de merluza entre la verdura (ya que tarda menos que la patata en hacerse), vuelves a recubrirlo con papel film y lo metes unos 5 ó 6 minutos más, según vayas viendo como se hace la merluza.

Y listo, un plato bastante fácil y muy rápido de hacer.

Merluza con verduras

  • Segunda receta:

Pollo al curry

Para este plato solo necesitamos los trozos de pollo que quieras comer, cebolla, leche y pimientas.

El método de preparación no suele durar más de 15 min. En una sartén con tapa o cazuela ponemos un hilo de aceite de oliva y salteamos la cebolla un poco, cuando pierda color añadimos el pollo y las pimientas y cerramos a fuego fuerte hasta que se haga un poco el pollo.

Luego, añadimos un poquito de agua y volvemos a tapar para que se haga con el caldo. Ya hacia el final, añadimos el curry y un poco de leche y subimos el fuego hasta que se reduzca la salsa, y ya lo tendríamos.

Si te sabe a poco, puedes añadirle al gusto unos champiñones y queso rallado y estaría más que completo.

Pollo al curry

Como veis, cocinar es algo muy fácil y que hasta que no te enfrentas a ello no sabes lo mucho que eres capaz de hacer, ir de Erasmus no significa adelgazar ni comer comida basura si le echas ganas.

Compartir en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *