Le salon du chocolat: El paraíso para los golosos.

Como todos sabemos uno de los atractivos gastronómicos de Bélgica es el chocolate. Y Bruselas, como capital de la misma, no podía ser menos.Pero… ¿Hasta qué punto hay una variada oferta del chocolate en Bruselas? Quería averiguarlo y por ello fui al ‘Salon du chocolat’ . Vale, debo admitir que también tenía muchísimas ganas de probar mil chocolates diferentes pero una cosa no quita la otra ¿No?
El Salon du chocolate tuvo lugar desde el 5 al 7 de febrero en el palacio de exposiciones (Que para que nos entendamos mejor, se encuentra justo enfrente del Atomium) y se trata del evento dedicado al chocolate más grande del mundo. Para llegar al recinto era tan fácil como coger el metro 2 que nos dejaba en la penúltima estación (Heysel) y desde allí ya habían varios carteles que nos guiaban a la exposición así que no hubo pérdida ninguna.
DSC00198 DSC00192 DSC00189 DSC00183 DSC00177 DSC00170 DSC00167 DSC00157 DSC00155 DSC00150 DSC00147
Para los estudiantes la entrada es de 8,50 euros, que si lo comparamos con un precio de café y pastel normal en el centro de Bruselas (Rodeando los 7 euros) no parece demasiado para lo que íbamos a presenciar.
Mis amigos y yo entramos con ojos curiosos y barriga hambrienta, y nos deleitamos con muchísimos tipos de chocolates pero no solamente en el formato que conocemos (En tableta) si no que pudimos ver dibujos hechos con chocolate, masaje de chocolate y hasta un vino de chocolate que hace envío a nivel mundial.
Pero sin duda el evento que más ganas tenía de acudir fue al desfile de moda que se realizaba todos los días a las 17.00hr en una plataforma. Nosotros decidimos ir allí 40 minutos tarde, que aunque parezca una locura nos sirvió para poder ponernos en primera fila y captar las mejores fotografías del evento. Diez minutos más tarde ya estábamos rodeados de gente porque la expectación era máxima, nadie quería perderse a 14 modelos desfilando con ropa hecha con chocolate.
El desfile no decepcionó y cada creación parecía más laboriosa e increíble que la anterior. Al final pudimos ver a los orgullosos diseñadores entre los que se encontraba gente bastante joven. Eso me gustó mucho, pues me gusta ver como se apuesta y se da cabida a los jóvenes en los mejores y más grandes exposiciones del país.
DSC00219 DSC00221 DSC00224 DSC00226 DSC00228 DSC00232 DSC00235
Y ahora la pregunta que muchos os estaréis haciendo ¿Probasteis mucho chocolate? y la respuesta es obviamente sí. Pero no solamente eso: Veíamos a escasos centímetros de nosotros a maestros chocolateros haciendo los chocolates que probaríamos a continuación. Era todo un espectáculo y pudimos ver la delicadeza y destreza con la que preparaban estos pequeños manjares. Pequeños y mayores al final de cada demostración alzaban la mano con la esperanza de poder coger alguna prueba y todos salíamos contentos después de degustar muchísimos tipos de chocolate: Con vainilla, con caramelo, chocolate helado…
No solamente pudimos probar chocolate (Que era lógico estando en esta exposición) si no que también se dio cabida a los famosos macarons. Habiendo probado ya los macarons más típicos me arriesgué a probar algunos más peculiares como los macarons de cebolla y tomate. Sinceramente el sabor me cogió por sorpresa y no puedo decir que me haya gustado mucho (Pero para gusto los colores, y en este caso los macarons).
Al final de la jornada nos sentamos en unos cómodos sillones y analizamos la tarde que habíamos pasado rodeado de gente apasionada por el chocolate y llegamos a la conclusión de que efectivamente el dinero había estado bien invertido. A continuación os dejo un pequeño vídeo resumen de mi experiencia por el ‘Salon du chocolat’ y ¡Espero que todos los que no habéis podido estar os animéis el próximo año!

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *