¿En serio estamos en Bruselas? ¡Un trocito de Asia en la capital belga!

Os vamos a ser sinceros: A veces cuando vamos al Atomium y llegamos allí, después de sacarnos unas fotos con el gran monumento y admirarlo un rato ya no sabemos a dónde ir. ¿Qué hay cerca del Atomium que valga la pena ver? ¡Obviamente no os vamos a dejar con la duda, así que atentos!
El pabellón chino, en Laeken, fue construido por orden de Léopold II, que quería crear un camino lleno de obras arquitectónicas exóticas que fueran hacia su palacio. ¡Y vaya si lo consiguió!
Desde 1946 estos bonitos edificios han sido algo más que decoración, pues alberga una gran colección de porcelanas, muebles y tapicerías chinas de los siglos XIX y XX.
La verdad es que para aquellos que nunca hayan podido contemplar ninguna joya oriental esta es una visita obligada, pues se van a sorprender por la magnificencia de estos edificios y todos sus pequeños detalles que encajan armoniosamente con la naturaleza.
Cuando pasamos por aquí por un momento nos olvidamos que nos encontramos en la capital de bélgica y es mágico.
Caminando desde el Atomium son unos escasos 19 minutos, y como plan de domingo por la mañana es genial. Además, tenemos que aprovechar en mayo los 20º grados y el sol radiante para patearnos toda Bruselas!
¿Contamos con vosotros para la siguiente excursión?
tintin-17 tintin-16 tintin-10 tintin-9 tintin-7 tintin-6 tintin-5 tintin-4 tintin-3 tintin-18 tintin-15 tintin-14 tintin-13 tintin-12 tintin-11 tintin-8
Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *