Especial Tour en Brujas

La ciudad de Brujas (Brugge: “puentes”, en neerlandés) es uno de los “must-see” de Flandes. Con sus canales y sus casas bajas, esta pequeña ciudad sigue enamorando cada año a los miles de turistas que recorren sus empedradas calles. Este fin de semana me tocó a mí enamorarme de “la Venecia del norte”. Hoy os traigo un resumen de mi “boat tour” por los canales de Brujas y una recomendación para los más cerveceros.

Entramos a la ciudad por la zona sur desde la estación de tren de Brujas y, tras atravesar el primer puente, entramos en el casco histórico de la ciudad por la calle Oostmeers. Lo primero que sorprende al llegar a Brujas es su arquitectura. Esta ciudad, con sus casas bajas y sus calles entrelazadas, recuerdan más al aspecto rural de un pueblo que al de una gran ciudad. Es el contrapunto de Bélgica, que cuenta con ciudades de estilo más urbano como Bruselas, pero a la vez mantiene el encanto rural de ciudades como Brujas.

Continuamos ascendiendo la calle hasta toparnos con el hospital Sint-Janhospital. El edificio, de unos 800 años de antigüedad alberga hoy como museo instrumentos médicos,  una capilla e incluso una colección de obras de arte y seis pinturas de Hans Memling (pintor flamenco cuya producción artística se concentra en Brujas).

Desviándonos a la derecha nos encontramos con la imponente Iglesia de Nuestra Señora (Church of our Lady). Esta iglesia católica del siglo XIII presenta la segunda torre de ladrillo más alta del mundo. Muy cerca de la iglesia nos espera B-Taste, lugar perfecto para hacer un descanso en nuestra visita y probar la ciudad con el sentido del gusto. Dejamos la comida a un lado (aunque también ofrecen esa posibilidad) y nos quedamos con la cerveza. En B-Taste lo que importa es la calidad, pero también la cantidad. Con una amplia variedad de cervezas por delante, los visitantes pueden catar (¡OJO! Que he dicho catar y no beber) por el precio de 10 euros hasta 15 cervezas sin acabar siendo los reyes de la melopea. El establecimiento se encuentra en Mariastraat 38, y permanece abierto hasta las 22h.

Retomamos la marcha en nuestro camino hacia el corazón de la ciudad desviándonos ligeramente hacia la izquierda, donde nos espera la catedral de San Salvador (Sint-Salvatorskathedraal), la más antigua de la ciudad (siglo X). Este edificio es visita obligada, no solo por la antigüedad, historia y belleza del mismo, sino por el tesoro artístico que alberga (pinturas, relicarios, tapices, un monumental órgano…).

Seguimos avanzando por las calles llenas de dulces (desde mazapanes de todos los sabores hasta chocolates en formato “pincho moruno” pasando por los tradicionales gofres). Finalmente llegamos al corazón de la ciudad en Grote Markt, donde visitamos el ayuntamiento, el Belfort (torre campanario con 47 campanas) y la plaza Burg (con preciosos detalles dorados). También os recomiendo visitar el Beguinaje de Brujas (ya os hable de la tradición del beguinaje flamenco en un post anterior), admirar las vistas desde el Sashuis y descansar haciendo un picnic (si el tiempo lo permite) en Koningin Astridpark.

Consejo: Para conocer y sentir Brujas, para empaparse de su tradición, hay que navegar por sus canales. El boat tour cuesta entre 5 y 8 euros y merece la pena tanto por las vistas como por el contenido histórico.  Otra opción -romántica a más no poder pero no apta para cualquier bolsillo- es el paseo en carruaje (unos 50 euros por persona, ahí es nada).

PS: No he mencionado ningún museo, pues en esta visita queríamos centrarnos más en visitar la ciudad que en visitar museos, pero la ciudad cuenta con joyas como el Museo de Pablo Picasso, el Museo de la Cerveza de Brujas, Groeningemuseum (arte flamenco), el Museo de Arqueología, Sound Factory (para los más creativos), el Museo-Galería Salvador Dalí, el Friet Museum (Museo de la Patata Frita) o el Museo del Chocolate (Choco-Story).

Os dejo fotos y un vídeo resumen de mi visita a esta hermosa ciudad:

https://www.youtube.com/watch?v=sIci5RxwGx0

 

 Boat tour embarcadero

Brujas calle

Brujas carruaje y fuente

Brujas

cisne brujas

Grote Markt

Iglesia de Nuestra Señora (Brujas)

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: