Tintín nació en Bélgica

Seguramente, la mayoría de vosotros habéis leido alguna de las aventuras de Tintín, visto alguno de sus dibujos animados o la reciente película dirigida por Steven Spielberg, pero tal vez, no conozcáis demasiado al autor de ésta serie de comics. Hergé es el seudónimo del belga George Prospe Remi, por ser ésa la pronunciación de sus iniciales invertidas (R.G.) en francés, y fue el encargado de darle vida a Tintín.

Desde pequeño, mostró un gran interés por la ilustración y tras su paso en los Boy Scouts sus historietas se verían influencidas por toda la filosofía scout, así como los viajes que realizó con el grupo a España, Suiza, Italia y Austria. De ésta manera comenzó publicando alguna que otra viñeta en la revista Le Boy-scout, donde también realizaría sus primera serie oficial titulada: Totor, C.P. de los abejorrosÉste personaje se transformaría con el paso del tiempo en Tintín, un intrépido reportero belga que viaja por todo el mundo junto con su adorable perro blanco Milú.

Debido a la invasión alemana Hergé llevaría las aventuras de Tintín a lugares más fantasiosos alejandolo de los temas de actualidad como en “La estrella Misteriosa” donde harían una expedición a un meteorito, “El secreto del unicornio” y ” El tesoro de Rackham el Rojo”, o ” Las Siete bolas de cristal y “El Templo del Sol”, donde se encontrarían con una antigua maldición Inca.

Más tarde, aunque Hergé formara parte del departamento infantil de la revista “Le Soir” se le acusaría de simpatizar con el movimiento nazi, ya que la revista era dirigida totalmente por ellos. El cargo de conciencia del artista y el resentimiento acumulado tras la fase de “depuración” de la posguerra hizo que padeciese una gran crisis nerviosa. Es así como surgen los estudios Hergé, con el fin de aligerar el trabajo y aliviarlo de tanta responsabilidad.

Tintín se convertiría en un personaje admirado y querido por su valentía, su audacia para luchar contra los tiranos y resolver situaciones difíciles, fiel a sus amigos y acompañado por supuesto de Milú, que le salva en numerosas ocasiones convirtiéndose en todo un héroe. Sin embargo, no podemos olvidarnos de otros personajes igual de importantes como el capitán Haddock, el profesor Tornasol, Rastapopoulos…muchos de ellos reflejando un fantástico retrato social con personalidades tan difrentes que los haria únicos.

Existe una auténtica ruta en Bruselas donde podeis seguir los pasos de Hergé y los lugares que le inspiraron para crear sus historias, como por ejemplo el Palacio Real donde anteriormente residían la familia real y que más tarde se convertiría en el Parlamento belga, fue la inspiración de Hergé  para dibujar el palacio del rey de Sildavia en El cetro de Ottokar. También el Parque Real, fue por donde Tintín y Milú paseaban en el inicio de El cetro de Ottokar.  Y así numerosos lugares que si sois fans de las historias de Hergé disfrutareis muchísimo visitándolos en Bruselas 🙂

 

 

Compartir en:

Comments

  1. !Qué pena que se pierdan aventureros como Tintin y Milú!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: