Amberes en obras

Las obras en Amberes se rigen por la Ley de Conservación de la Materia: las obras ni se crean ni se destruyen, simplemente se trasladan. Este “carácter de constante renovación” aparece también en uno de los edificios más emblemáticos de Amberes y, en este caso, llevado con un humor especial.

La Catedral de Nuestra Señora de Amberes destaca como monumento histórico por sus dimensiones y su belleza, constituyéndose como uno de los símbolos más representativos de la ciudad flamenca. Esta joya de la arquitectura gótica religiosa presenta una torre considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y conserva numerosas y valiosísimas obras de arte en su interior. Debido al mal estado de conservación en el que se encontraba la catedral, el edificio ha permanecido en obras constantes desde el año 1965 para tratar restaurar el estado inicial de la estructura. Gracias a estas obras, se han descubierto detalles que habían pasado inadvertidos o que habían permanecido ocultos. Es el caso de los nuevos frescos y el descubrimiento sobre la existencia de una iglesia anterior en la superficie que hoy ocupa la catedral.

En los alrededores de la catedral, encontramos la escultura de los canteros constructores, a tamaño real y esculpida en bronce, que representa a los trabajadores que se dedicaron a construir el edificio en el siglo XIV. Su carácter permanente acompaña al estado de restauración de la catedral, y son muchos los que bromean con esta coincidencia.

Detalle Catedral de Amberes

Compartir en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: