Tafelrond: más gótico en el Grote Markt

Publicado en el blog de Lovaina por

Lovaina es de sobra conocida por su preciosa y peatonal plaza mayor. Muchos son los edificios de gran singularidad que nos encontramos en este lugar emblemático. Su suelo empedrado ha vivido muchos hechos históricos importantes, y miles de visitantes recorren cientos de kilómetros para admirar su belleza. Con amplia seguridad podemos enunciar que el ayuntamiento es la joya de la corona. Su gótico brabanzón, tan cargado y exuberante como siempre, enamora a cualquier turista que se acerca hasta nuestra querida ciudad. Sin embargo, no es el único edificio que merece ser visitado en dicha plaza. Estamos hablando del Tafelrond.

IMG_20160701_232655 (FILEminimizer) IMG_20160701_232646 (FILEminimizer)

Dicho edificio ha sufrido muchos altos y bajos durante toda su existencia. Fue erigido a finales del siglo XV en el estilo gótico predominante en aquella época. Tafelrond servia mayormente como una especia de Aula Magna o salón de plenos donde varias asociaciones y gremios podían celebrar sus reuniones. El ayuntamiento alquilaba algunas de sus habitaciones también a la aristocracia para celebrar alguna que otra fiesta. Sin embargo, su utilidad no fue tan necesaria a lo largo de los años y el edificio fue cayendo en el olvido. Tafelrond fue por primera vez demolido en 1817, y durante los siguientes quince años un nuevo edificio de estilo neoclásico sirvió como remplazo. En este caso, Tafelrond hizo las veces de teatro y de centro musical para conciertos, con gran éxito.

IMG_20160701_234045 (FILEminimizer) IMG_20160701_233640 (FILEminimizer) IMG_20160701_233913 (FILEminimizer)

 

 

 

Sin embargo, la Gran Guerra llegó truncando la vida de miles de ciudadanos de la ciudad y dejando el edificio en ruinas. Se intentó reconstruir una vez más en el periodo de entreguerras con relativo éxito, pero su nuevo futuro se volvió a ver truncado debido a la Segunda Guerra Mundial. En su pasado reciente, fue sede el Banco Nacional, hasta que a principios de siglo el edificio fue vendido, sin tener un futuro concreto. En los últimos años, el edificio ha sido minuciosamente restaurado para volver a su gótico original. La inauguración del nuevo Tafelrond se llevó a cabo hace unas semanas, convirtiéndose en un hotel y restaurante de lujo. Es posible que ver el interior sea un poco prohibitivo, pero su fachada exterior vuelve a formar parte de la historia de Lovaina.

 

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*