browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.
Home Excursiones Basílica de la Santa Sangre de Brujas

Basílica de la Santa Sangre de Brujas

Basílica de la Santa Sangre 4
Publicado por el January 21, 2013

Ya os hable en otra ocasión de la ciudad de Brujas, una de las más bonitas de Flandes, una ciudad muy turística, encantadora, que no deja a nadie indiferente. Pues en esta ciudad, en la plaza del Ayuntamiento (que es otro magnífico edificio, por cierto), en una esquinita que puede pasar desapercibida si no sabes lo que buscas, existe una Basílica preciosa que guarda uno de los mayores tesoros de Flandes: la reliquia de la Santa Sangre de Cristo.

Los habitantes de Brujas están orgullosos de su reliquia y de su Basílica, y no es para menos. El edificio alberga dos iglesias, o mejor dicho, una capilla y la Basílica propiamente dicha. Tras una fachada adornadísima con figuras doradas de caballeros medievales se encuentra, en el nivel más bajo, una pequeña capilla románica, la única construcción románica que se conserva en Flandes occidental, construida en el siglo XII en honor a San Basilio el Grande. Como toda construcción románica llama la atención por la belleza de su sencillez. Sobre ella se encuentra la propia Basílica de la Santa Sangre, de estilo gótico construida en el siglo XV y restaurada en el XIX con estilo neogótico. En ella no pueden dejar de apreciarse los murales de sus paredes, con colores brillantes e intensos, y la luz que la envuelve que le da un aire de misticismo digno de contemplar.

Pero el mayor tesoro lo constituye la reliquia de la Santa Sangre. Cuenta la leyenda que allá por el año 1150 un caballero medieval, Thierry de Alsacia, Conde de Flandes, trajo desde Jerusalén tras la segunda cruzada unas gotas de la sangre de Jesucristo como regalo para la ciudad de Brujas, regalo que a su vez el habría recibido del Rey de Jerusalén Balduino III de Anjou. Esta es la leyenda. Recientes estudios más críticos trasladan la llegada de la reliquia a principios del siglo XIII (1203-1204), traída por Balduino IX Conde de Flandes desde Constantinopla tras su saqueo. Sea como fuere, para los habitantes de Brujas la reliquia es lo importante, sin importarles tanto la historia de su llegada (y prefiriendo sin duda la primera leyenda).  La Santa Sangre es un objeto de veneración para muchas personas y la Basílica es uno de los lugares de peregrinación preferidos por los creyentes de Flandes desde hace más de siete siglos.

Alrededor de la Santa Sangre existe una Hermandad que se encarga de su protección y veneración, y guarda los Archivos Históricos que hacen referencia a la reliquia y a la propia Hermandad. Cada día de la Ascensión la reliquia es sacada en procesión por la ciudad. Además se la puede ver y hasta tocar cada sábado, ante la atenta mirada de la persona que la protege. La Santa Sangre está guardada en un frasco de cristal de roca colocada dentro de un cilindro de vidrio, y mientras no está a la vista del público se guarda en un valiosísimo relicario de oro y plata con incrustaciones de piedras preciosas.

Los avatares de la historia también han afectado a la reliquia de la Santa Sangre, que en algunas ocasiones ha debido ser escondida. Así, durante el siglo XVI y con un gobierno calvinista en Flandes, la reliquia fue escondida en las casas de algunos de los miembros más importantes de la Hermandad, ya que la fe de los calvinistas estaba en contra de cualquier tipo de icono o reliquia sagrada y se temió por su suerte. Del mismo modo se obró durante la ocupación de Flandes por las tropas revolucionarias francesas a principios del siglo XIX, para esconderla de las ansias destructivas antirreligiosas de los revolucionarios (que destruyeron parcialmente la Basílica, de ahí su restauración posterior). También hubo conflictos entre las diócesis de Gante y Brujas por la posesión de la reliquia, hasta que ya en 1819 se acordó guardarla en la propia Basílica donde hasta hoy se conserva.

Cuando volví a visitar Brujas (pues es un lugar digno de varias visitas), no quise dejar pasar la oportunidad de conocer esta Basílica con su famosa reliquia de la Santa Sangre y aprender algo más de su historia. Y la visita merece la pena, leyendas aparte, pues es un rincón encantador, uno más de los muchos que guarda esta preciosa ciudad de Brujas. Y en este video lo podréis comprobar…

Una respuesta a Basílica de la Santa Sangre de Brujas

  1. perico el de los palotes

    Fui a verla y de verdad que es tan impresionante como cuentas. Me ha gustado el post :)

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Erasmus en Flandes - Erasmus en Gante - Erasmus en Bruselas - Erasmus en Amberes - Erasmus en Lovaina - IndianWebs