Las siete maravillas de Lovaina

Publicado en el blog de Lovaina por

A finales del siglo XVII, un grupo de estudiantes de la Universidad Católica de Lovaina inspirados en la lista de “Las siete maravillas del mundo” se volcaron en la confección de una lista similar que recogiese “Las siete maravillas de Lovaina”. Se desconocen los pormenores del proceso de selección de las siete maravillas de la ciudad (¿las eligieron ellos? ¿Consultaron a los habitantes de la ciudad?) pero sí que conocemos el resultado de su búsqueda. Como podréis observar, la mayoría de las maravillas finalmente escogidas lo fueron por su carácter singular y pintoresco, más que por desprender una gran monumentalidad. Por desgracia, cuatro de las maravillas seleccionadas no persisten en la actualidad, las cuatro primeras que pasamos a citar:

1- “Las raíces de los árboles en la Tervuursepoort”: Las raíces de unos olmos que crecían en los alrededores de la Puerta de Tervuren extendían sus tentáculos sobre ésta, de modo que al franquear la puerta uno podía decir que había paseado por debajo de las raíces.

2. “El paseo de los vivos entre los muertos”: Una parte del cementerio de San Miguel, en el que se enterraba a la nobleza leuvense, estaba construida sobre el muro que rodeaba la ciudad. El hecho de que las tumbas se alzasen por encima de los viandantes llamó la atención de los estudiantes encargados de elaborar la lista.

3. “El agua fluye contracorriente”: A través del movimiento de las presas del río Dijle, el hombre podía hacer que el agua avanzase en el sentido contrario al de la corriente. Parece ser que la inclusión de esta maravilla en la lista guarda alguna relación con la leyenda de Fiere Margriet, una ciudadana leuvense en el Siglo XII cuyo cuerpo sin vida apareció flotando cabeza arriba tras haber sido violada y arrojada al río.

4. “La torre más baja que la Iglesia”: En la sacristía del Monasterio de Las Carmelitas había una pequeña torre cuyo punto más alto se encontraba por debajo del techo de la Iglesia del Monasterio.

5. “El altar en la puerta de la iglesia”: Las escaleras que conducen a Iglesia barroca de San Miguel (construida en el Siglo XVII) parecen formar un altar al exterior de la capilla.

6. “La torre sin clavos”: La Iglesia de Santa Gertrudis  fue construida íntegramente con piedra. Como no se necesitó ensamblar  madera, no se utilizaron clavos de fijación en la construcción que fue rematada por una aguja hecha de piedra calada. Esta Iglesia fue erigida entre los siglos XIII y XV en los alrededores de la Abadía de Santa Gertrudis y el hecho de no que no fuera necesario utilizar clavos para su construcción constituía un hito arquitectónico para la época.

7. “La campana al exterior de la torre”: Una de las campanas de la Iglesia de Sint-Jacobs (Iglesia de Santiago) cuelga al exterior de la torre.

Compartir en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*