CONTOUR: Ocio, disciplina y castigo

Publicado en el blog de Lovaina por

La sexta edición de Contour, en el “Bienio de la Imagen en Movimiento”, tuvo lugar en cuatro grandes recintos en Malinas: la prisión, el estadio de fútbol, el museo de Busleyden y la iglesia de Nuestra Señora del Dyle. Estos recintos han sido usados como una fuente de inspiración y como un punto convergente de ideas para los artistas.  Sus obras te invitan a pensar acerca de la exhibición y el espacio público en general. Todos los recintos forman parte del día a día de la ciudad, ya sea como edificios públicos o semipúblicos en el centro urbano de Malinas y sus alrededores. A través de vídeos, performances y una distribución curiosa, quieren dar una vuelta de tuerca a los pensamientos preestablecidos.

 Prisiones, estadios, iglesias y museos son comunes en la mayoría de las grandes urbes y tienen propósitos muy específicos en la sociedad. A pesar tener funciones distintas, el denominador común de estas instituciones puede resumirse en las reglas que las definen. Cada edificio tiene unos participantes específicos en sus usos diarios, semanales y mensuales. Son personas que implementan un conjunto de regulaciones que dan poder a algunos y hacen vulnerables a otros. Ya sea a través de la “cultura fan”, las ceremonias religiosas, grupos de prisioneros o códigos sociales y patrones de comportamiento que consisten en canciones, rituales y rutinas.

En esta exposición, la iglesia, la prisión y el estadio pueden ser vistos como una trinidad conectada. Las tres palabras del título de la exhibición: Ocio, Disciplina y Castigo, están relacionados asimismo, pero no a un edificio en concreto. El tema es un intento de colarse en estas instituciones, de examinar sus posibilidades,  sus restricciones, función social y relaciones con la sociedad. ¿Cómo afectan los edificios institucionales a tu vida diaria y comportamiento? ¿Cómo los experimentas? ¿Qué significan para ti?

La mayoría de los artistas han visitado los recintos en Malinas y, con las tres palabras en mente, han seleccionado, presentado o producido creaciones que reflejan sus experiencias y pensamientos en relación con el tema de la exhibición. Cuando te paseas por la exhibición, sientes que los creadores consideran a los edificios como compañeros. Camaradas en los que apoyarse para dar mayor significado a sus obras. Algunas aparecen como investigaciones de historias locales, eventos y cuestiones políticas en Malinas, mientras que otras tratan narraciones generales e incluso interpretaciones abstractas tras los conceptos de “Ocio, Disciplina y Castigo”.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*