Con la soga al cuello: una historia de rebeldía

Publicado en el blog de Gante por

¿Alguna vez os habéis preguntado de dónde viene la expresión “estar con la soga al cuello”? Pues tiene su origen, precisamente, en Gante.

La historia de los Stroppendraggers es una de las más populares de Gante; de hecho, se le dedica un desfile durante las fiestas de la ciudad del mes de Julio. En posts anteriores hemos explicado el porqué de la reputación rebelde de Gante. A lo largo de su historia, los ganteses han luchado por mantener su independencia ante las tiranías y presiones de sus gobernantes.

Cuando Carlos V fue bautizado en  la catedral de San Bavón,  nadie podía imaginar las idas y venidas que darían forma a la historia de Flandes con este monarca. En 1537 Carlos V estaba enfrascado en numerosas luchas contra los franceses. En su búsqueda de financiación entre sus territorios, acudió a los ciudadanos ganteses, que haciendo gala de su insumisión, se negaron a colaborar económicamente con el monarca.

Tremendamente enfadado con el comportamiento de los que habían sido sus conciudadanos, envió al ejército imperial a Gante. Tras derribar las puertas de la ciudad, descolgaron la campana Realdan, símbolo de la independencia de Gante.

El 3 de mayo de 1540, tras haber ahorcado a muchos ganteses, otro grupo de ciudadanos fue obligado a desfilar con una camisa y una soga al cuello desde el ayuntamiento hasta la corte de los príncipes, donde fueron obligados a pedir clemencia al emperador. Así se dio forma a la historia de los Stroppendraggers (“Los que cargan con la soga”).

No es difícil imaginar que hablamos de un episodio que no deja a nadie indiferente, y que los ganteses aún mantienen muy vivo en su memoria.

Una vez sabida la historia, podemos reconocer muchos de los símbolos que, en su memoria, se esconden por Gante, y explicárselos a nuestros visitantes como auténticos expertos.

Un par de pistas:recort_opt

  • En las tiendas de souvenirs es común encontrar trocitos de cuerda blanca y negra en recuerdo de estos habitantes humillados.
  • Una estatua de uno de los stroppendragers aún se conserva, mirando hacia las puertas del palacio. Realizada por el artista Chris de Mangel, podemos encontrarla en la calle Bachtenwalle.

He intentado fotografiar la estatua para vosotros, pero como podréis observar, he tenido algunos problemillas…

 

¡Así que queda como tarea para las mentes inquietas descubrir esta estatua y otras muchas referencias a los stroppendraggers en Gante!

 

Compartir en:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*