50 cosas que hacer en Gante

Publicado en el blog de Gante por

Después de una intensa búsqueda en guías de turismo y una mirada a todo el variado recorrido que este mismo blog Erasmus en Flandes ha puesto sobre la mesa para todos los que visitan la región en los últimos años, en este caso, Gante, os propongo un reto: completar la lista de 50 cosas que ver y hacer en la ciudad gantesa. He recogido, en especial, aquellas cosas entrañables que, tras dejar la ciudad (hablo de los erasmus) muchos todavía se acuerdan de la sensación de estar en Gante: la zapatilla que dejábamos en la cesta o de esas inolvidables tardes en los muelles de Graslei y Korenlei bajo el sol. Es por eso que esta lista contiene las vivencias más locales, turísticas y urbanas que son ideales para futuras personas que vendrán a Gante a vivirla en primera persona. De esta forma, puedes entrar contacto con las formas más juveniles y turísticas que hasta ahora, han servido para descubrir la ciudad.

Y si crees que se me olvida alguna, por favor añádela en un comentario más abajo. En este mismo blog, puedes encontrar estas y muchas más curiosidades y vivencias en la ciudad de Gante. ¡Te animo a descubrirlas!

Lo más turístico

Lo más Erasmus

  • Pedir las famosas patatas fritas con alguna de las salsas: joppie, curry ketchup…
  • Presenciar un concierto de música debajo del Stadhal, uno de los puntos de encuentro de Gante con más estilo y mejor acústica.
  • Tomar el mejor chocolate de taza en Gante: Huize de Colette.
  • Descubrir el secreto de las patatas fritas o “Frietjes”.
  • Probar las deliciosas galletas Spéculoos con un café.
  • Aprender a decir una de las palabras más bonitas y usadas del neerlandés para describir un sitio que es agradable, cómodo, bonito… “Gezellig“.
  • Pasear por el parque de la Ciudadela.
  • Tumbarse a tomar el sol en el césped del centro de Gante.
  • Acudir a una fiesta del bar discoteca Charlatán.
  • Disfrutar de las Fiestas de Gante en julio en la plaza Sint-Jacobs.
  • Beber la súper cerveza Kwak.
  • Pedir una pinta levantando el meñique al camarero en un bar.
  • Pasar el tiempo de domingo en el mercado semanal de flores en Kouter.
  • Visitar el mercado de libros los domingos en frente de The English Book Store.
  • Festejar el Erasmus en Overpoortstraat. 
  • Cenar los platos más internacionales en el Mosquito Coast.
  • Probar los espaguetis kastart, el plato que todo estudiante gantés conoce.
  • Tomarse algo en la terraza del HEMA (en Korenmarkt) con unas vistas inmejorables.
  • Ver el atardecer en Waterspoortbaan. 
  • Probar las típicas albóndigas en el restaurante Balls & Glory.
  • Cenar en el famoso restaurante Amadeus.
  • Deleitarse con el ambiente estudiantil por Graslei y Korenlei.
  • Ver los fuegos artificiales de Portus Ganda (en Nochevieja o verano)
  • Visitar el jardín botánico de Gante.
  • Bailar en la fábrica de De Centrale música de cualquier parte del mundo y de un estilo mixto: folk, salsa…
  • Tomarse algo (o bailar) en Vooruit (por un lado cafetería, por otro un teatro convertido en discoteca).

¿Y a ti? ¿Recuerdas algo que hizo de Gante una ciudad inolvidable? ¡Cuéntanoslo y ayuda a descubrir los rincones de Gante!

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*